El Cristianismo primitivo

LedenisLas enseñanzas espiritas han estado presentes en las culturas y filosofías más avanzadas de la antigüedad. Una mirada retrospectiva a la Historia nos demostrará la validez de los postulados espiritas, que están por encima de las fluctuaciones de la civilización humana.

Los primeros cristianos creían en la preexistencia y en la supervivencia del alma en otros cuerpos, es decir, admitían la pluralidad de existencias. Así mismo, practicaban la comunicación con los espíritus desencarnados, o mediumnidad, de lo cual encontramos citas en los textos del Nuevo Testamento conocidos como «Hechos de los Apóstoles»: «Amados míos -decía Juan el Evangelista-, no creáis a todo espíritu, sino examinad si los espíritus son de Dios.»

Leer másEl Cristianismo primitivo

Atreverse a volar

bucay..Y cuando se hizo grande, su padre le dijo:

– Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, opino que sería penoso que te limitaras a caminar teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.

– Pero yo no sé volar – contestó el hijo.

– Ven – dijo el padre.

Lo tomó de la mano y caminando lo llevó al borde del abismo en la montaña.

Leer másAtreverse a volar

Intervención de la Ciencia en el Espiritismo

kardecLa oposición de las asociaciones de sabios es uno de los argumentos que evocan incesantemente los adversarios del Espiritismo. ¿Por qué los sabios no se han apropiado del fenómeno de las mesas giratorias? Se dice: «si los sabios hubieran visto algo serio en ese fenómeno, estarían muy lejos
de ignorar hechos tan extraordinarios, mucho menos de tratarlos con desdén, y no estarían todos contra vosotros. ¿Los sabios no son la antorcha de las naciones, y el deber de ellos no es difundir la luz? ¿Cómo podríais pensar que la hubieran apagado cuando una ocasión tan hermosa se les presentaba para revelar al mundo una fuerza nueva? »

Leer másIntervención de la Ciencia en el Espiritismo

Historia de la Era Apostólica (Siglo I) – Parte II

Jesus_nazareth“Del Jesús revolucionario y violento al Jesús mago y divertido, del fanático apocalíptico al maestro de sabiduría o filosofo cínico e indiferente a la escatología, cualquier situación que pueda concebir, cualquier teoría extrema que se pueda imaginar ya fueron muchas propuestas, con las posiciones antagónicas anulándose mutuamente y con los errores del pasado siendo repetidos por nuevos escritores precipitados.

En un cierto sentido, existen tantos “Libros de Jesús” que daría para tres vidas, y un budista pecador podría muy bien ser condenado a pasar las próximas tres encarnaciones leyéndolos todos” (1)

Prosiguiendo en nuestra jornada por los caminos del Cristianismo del primer siglo, es necesario esclarecer el estado actual de la investigación académica, haciendo un balance de sus avances y retrocesos en los últimos tres siglos, antes de relacionarla con las revelaciones de la Espiritualidad Superior.

Leer másHistoria de la Era Apostólica (Siglo I) – Parte II