La madre Kisagotami

bucayCuentan que… En tiempos de Buda, murió el único hijo de una mujer llamada Kisagotami. Incapaz de soportar siquiera la idea de no volver a verlo, la mujer dejó el cadáver de su hijo en su cama y durante muchos días lloró y lloró implorando a los dioses que le permitieran morir a su vez.

Como no encontraba consuelo, empezó a correr de una persona a otra en busca de una medicina que la ayudara a seguir viviendo sin su hijo o, de lo contrario, a morir como él. Le dijeron que Buda la tenía. Kisagotami fue a ver a Buda, le rindió homenaje y preguntó:

-¿Puedes preparar una medicina que me sane este dolor o me mate para no sentirlo?

Leer másLa madre Kisagotami

El platillo mendigo

bucayHabía una vez un príncipe que vivía en un palacio y poseía todo lo que deseara tener, como corresponde a todo príncipe de cuento. En la mañana de esta historia, ve pasar a un mendigo pidiendo limosna con un platillo. El príncipe lo manda llamar e intenta tirar algunas monedas en su extraña escudilla amarillenta. Pero el mendigo lo detiene y le dice:

-Perdona, señor, tú eres el hombre más rico del mundo; si de verdad quieres darme una limosna, y te confieso que no estás obligado, dame suficiente para llenar mi plato. No me des dinero si no quieres, dame comida o basura, pero dame tanto como para colmar mi escudilla. Si no quieres o no puedes hacerlo, preferiría que aguardes al próximo mendigo para complacer tu caridad de esta mañana.

Leer másEl platillo mendigo

Fe y caridad

bezerrademenezesLas páginas examinadas en “El Evangelio Según el Espiritismo” nos hablan de bendiciones y traducción de la bendición, de confianza en Dios expresándose en servicio de amor a los semejantes, y eso nos pide atención para las conquistas que demandamos en el campo de nuestra propia renovación.

Somos hoy un gran libro de excelsas doctrinas – dada uno de nosotros un capítulo estructurado en caracteres brillantes, sin embargo, la Tierra espera por nosotros en el campo de la verdad aplicada y tan sólo en esa aplicación del bien que conocemos es que, en verdad, descubriremos el bien que desconocemos y, en el cual, se nos levantará la felicidad eterna.

Leer másFe y caridad

Convite a la palabra

foto_joanna“…. Porque su boca habla de lo que está lleno el corazón” (Lucas: capitulo 6º, versículo 45.)

Instrumento valioso es la palabra, donación divina, para el elevado ministerio del intercambio entre los hombres.

Resultado de notables experiencias, el hombre no siempre la utiliza debidamente, dominado por la liviandad.

Aunque el ser humano, con raras excepciones expiatorias, sea dotado del recurso vocálico, solamente pocos de ellos se sirven con la necesaria sabiduría, de modo para construir esperanzas, aliviar dolores y trazar rutas de seguridad. Se habla mucho por hablar, “se mata el tiempo”.

Leer másConvite a la palabra