El Espiritismo y la Mujer

LedenisSe encuentran, en ambos sexos, excelentes médiums; es la mujer, sin embargo, en la que parecen otorgadas las más bellas facultades psíquicas. De allí el eminente papel que le está reservado en la difusión del nuevo Espiritualismo.

Observando las imperfecciones inherentes a toda criatura humana, no puede la mujer, para quien la estudia imparcialmente, dejar de ser objeto de sorpresa y alguna veces de admiración. No es únicamente en sus trazos personales que se realizan, en la Naturaleza y en el Arte, los tipos de belleza, de la piedad y de la caridad; en lo que se refiere a los poderes íntimos, la intuición y la adivinación, siempre fue ella superior al hombre. Es entre las hijas de Eva que la antigüedad obtuvo sus célebres videntes y sibilas. Esos maravillosos poderes, esos dones de lo Alto, la Iglesia entendió, en la Edad Media, que debía avistar y suprimir, mediante los procesos instaurados contra lo que se llamó brujería.

Leer másEl Espiritismo y la Mujer

Médiums interesados

AllanKardec1Revista Espírita –Periódico de Estudios Psicológicos, 2 º año, n º 3, marzo de 1859.

En nuestro artículo sobre los escollos de los médiums, hemos puesto la codicia entre los defectos que pueden dar cabida a los Espíritus imperfectos. Algunos desarrollos sobre este tema serán útiles. Se debe colocar, en el primer nivel de los médiums interesados, a aquellos que podrían hacer de su facultad una profesión, al realizar lo que se llama consultas o sesiones remuneradas. No los conocemos, por lo menos en Francia, pero, como todo puede volverse un objeto de explotación, no habría nada de sorprendente en que se quisiera, un día, explotar a los Espíritus.

Leer másMédiums interesados

Chico en la opinión de un niño

trebolEni, la inteligente hija del distinguido matrimonio, Jaime Rolemberg y Elza Lima, envió a Chico su “álbum”, en forma de un trébol de cuatro hojas, para que el querido médium colocase en las paginas un pensamiento. Y Chico les atendió, escribiendo:

“Eni, mi bondadosa hermana, cuando tu afectivo corazón este en oración no te olvides de mi, tu hermano, que pide a Jesús por tu felicidad perfecta hoy y siempre.

Pedro Leopoldo, 14/6/1954, Chico”.

Leer másChico en la opinión de un niño