Una parte del sermón de la montaña

itgtuyrutuiyio 033“Al ver las multitudes subió al monte, se sentó y se le acercaron sus discípulos; y se puso a enseñarles así:

“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
“Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la Tierra.
“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos.
“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
“Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
“Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
“Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
“Bienaventurados seréis, cuando os injurien, os persigan y digan contra vosotros toda suerte de calumnias por causa mía.

Leer másUna parte del sermón de la montaña

Cuestión moderna

HcamposLos cuatro mensajeros de la Esfera Superior, antes de la venida a la Tierra en misión educadora y reconfortante, oyeron claramente las palabras del sabio orientador que los dirigía:

– Hijos, guardareis en todo y con todos, la nobleza de nuestros principios. Donde estuvierais, habilitaos a hablar con seguridad y a extender las manos limpias, a fin de ayudar. Defended la simplicidad y la pureza de la doctrina renovadora de la cual sois emisarios. No la manchéis con innovaciones que se le hagan incompatibles con la esencia de la luz! No mezcléis el trigo con la cizaña, ni la mentira con la verdad… En toda circunstancia, recordad que sois enviados a servir!…

La diminuta caravana partió del luminoso camino con rumbo a la Tierra y, en un punto determinado, los cuatro componentes se separaron con la promesa del reencuentro, en el mismo sitio, veinte meses después. Transcurrido ese tiempo, helos aquí de retorno para el entendimiento afectivo. Venían, entre tanto, fatigados, desilusionados…

Leer másCuestión moderna

Los mansos heredarán la Tierra

en-mundo-en-tus-manosEn su famoso Sermón de la Montaña, Jesús enunció una serie de bienaventuranzas. Una de ellas se refiere a los mansos, que heredarán la Tierra.

Es interesante observar que los bienes del mundo son tomados habitualmente por los astutos y violentos. A lo largo de la Historia existen incontables ejemplos de rapiña, esclavitud y violencia cometidos por los llamados fuertes.

Los pueblos más pacatos y ordenados son siempre las víctimas favoritas. En el ámbito individual, aquel que no es muy dado a la violencia y a la arbitrariedad también es más mirado por los astutos. Hasta ahora, esa felicidad de los mansos no fue correctamente entendida y percibida.

Leer másLos mansos heredarán la Tierra