Una vida sencilla y de sacrificio engrandece las almas

ErraticidadHermanos míos: Sé que cuanto os puedo decir no es del agrado de todos, como yo desearía. Pero como no soy un espíritu elevado, no podéis esperar de mí grandes enseñanzas. Mas os puedo informar de lo que yo personalmente he conocido al llegar a esta vida: nada engrandece tanto a un alma como llevar una vida sencilla y de sacrificio.

¡Que si se hace el bien a otros hermanos, no importa en el grado ni la importancia en que se haga! A veces parece tan nimio, que hasta se olvida. Pero llega el día; día venturoso para todo aquel que ha practicado el bien, que exclama admirado: «¡Qué grande es Dios! ¡Qué inmensa Su bondad y qué grande. ¡Su amor! ¡Pero si yo sólo di un pequeño consuelo a este hermano, y hoy viene a llenar mi alma de íntima satisfacción! ¿Cuántos no serían si yo hubiese aprovechado todos los instantes que permanecí en la tierra, obrando y practicando la verdad de cuanto Jesús nos legó cuando estuvo entre nosotros en la Tierra?

Leer másUna vida sencilla y de sacrificio engrandece las almas

Respuestas a la invitación de los espíritas de Lyón y de Burdeos

allan-kardec-tratado5Mis queridos hermanos y amigos, los espíritas de Lyón:

Me adelanto a deciros cuánto me sensibiliza el nuevo testimonio de simpatía que acabáis de darme por medio de vuestra amable y benevolente invitación para que yo vaya a visitaros este mismo año. La acepto con satisfacción, pues es siempre una felicidad para mí encontrarme en medio de vosotros.

Mi alegría es grande, mis amigos, al ver que la familia crece a ojos vistas; es la más elocuente respuesta a dar a los necios e innobles ataques contra el Espiritismo. Parece que ese crecimiento aumenta el furor de esos ataques, pues recibo hoy mismo una carta de Lyón que me anuncia el envío de un periódico de esa ciudad, La France littéraire, en el que la Doctrina en general y mis obras en particular son ridiculizadas de una manera tan repugnante que se me pregunta si se debe responder por la prensa o por los tribunales. Digo que se debe responder por medio del desprecio.

Leer másRespuestas a la invitación de los espíritas de Lyón y de Burdeos

Las tres revelaciones

Foto_JesusRevelación significa literalmente salir debajo del velo y, en sentido figurado, descubrir, hacer conocer una cosa secreta o desconocida. En su acepción vulgar, más generalizada, se dice de toda cosa ignorada que sale a la luz, de toda idea nueva que nos inicia en aquello que no se conocía. El carácter esencial de toda revelación debe ser la verdad. Revelar un secreto es dar a conocer un hecho; si se trata de algo falso, no es un hecho, y por consiguiente no hay revelación. Toda revelación desmentida por los hechos no es tal revelación; si es atribuida a Dios, que no puede mentir ni equivocarse, entonces no puede emanar de Él; hay que considerarla como el producto de una concepción humana.

Leer másLas tres revelaciones