Bienaventurados los ancianos

de vejezBienaventurados aquellos que comprenden mis pasos vacilantes y el temblor de mis manos;
Bienaventurados aquellos que distinguen en mis ojos las lentas reacciones;
Bienaventurados aquellos que perciben el esfuerzo de mis oídos para captar sus palabras;
Bienaventurados los que notan que mis ojos ya están nublados y mis reacciones lentas;
Bienaventurados aquellos que fingen no ver el café que derramé en la mesa;
Bienaventurados aquellos que se alegran con mi sonrisa y me dejan hablar cosas sin importancia;
Bienaventurados aquellos que nunca replican; “ya me contó eso tantas veces”;

Leer másBienaventurados los ancianos

Quien no siembra no recoge

amaliaEl pobre por regla general carece de educación, así es que manifiesta todos los defectos de su carácter y de sus inclinaciones, porque como no está educado no sabe reprimir los ímpetus de su genio, y cuando una enfermedad le molesta y le hace sufrir, entonces da rienda suelta a sus arrebatos, a sus exigencias, se presenta el Espíritu con toda su rudeza, y en muchas ocasiones con toda su malignidad, pues sabido es que, el que mucho paga muchísimo debe, y vivir cincuenta y cuatro años entre tantas miserias físicas y morales como vivió el Padre Olallo Valdés, se necesita haber progresado tanto, tantísimo… que estamos plenamente convencidos que si lográramos ver al virtuoso sacerdote, creeríamos que su envoltura fluídica, su resplandeciente periespíritu era uno de los muchos soles que giran en el espacio, ¡Tanta luz deberá irradiar su Espíritu!

Leer másQuien no siembra no recoge

Frente a los profesantes de otras religiones

andreEstimar y reverenciar a los hermanos de otros credos religiosos. El sarcasmo no edifica.

No exasperarse en ninguna oportunidad, aun incluso con el pretexto de la defensa de los postulados religiosos que alimentan el corazón, al solo fin de evitar el virus de la cólera y la penetración de las fuerzas inferiores en nuestra propia intimidad. La exasperación lleva al desequilibrio y a la caída.

Aprovechar el tiempo y las energías, huyéndole a las discusiones estériles en torno del origen de la vida y del Universo, meditando sobre temas fundamentales del Espiritismo. Existen Espíritus que se esfuerzan por no creer en su propia existencia.

Leer másFrente a los profesantes de otras religiones

Palabras a los enfermos

chico-felizLos enfermos eran tantos en Pedro Leopoldo, noche a noche, que el Espíritu de Néio Lúcio, compadeciéndose de los sufridores, les dirigió el mensaje que transcribimos aquí:

“Palabras a los enfermos”

Toda enfermedad del cuerpo es proceso educativo para el alma. Recibir, pues, la visita benéfica entre manifestaciones de revuelta es lo mismo que recusar las ventajas de la lección, rasgando el libro que en ella transmite. El dolor físico, pacientemente soportado, es golpe de buril divino, realizando la perfección espiritual.

Leer másPalabras a los enfermos