IV La Vejez

LedenisLos crímenes que los perversos cometieron aquí abajo. Contemplemos aquí sólo las vidas ordinarias, las existencias que siguen tranquilamente las fases lógicas del destino. Es la condición común de la inmensa mayoría de los mortales. El alma entró en la galería sombría: queda allí en la oscuridad o en la penumbra próxima de la luz. Es el crepúsculo del más allá.

Los poetas devolvieron muy afortunadamente este estado y describieron este medio día, este claro oscuro del mundo extraterreno. Aquí, las analogías entre el nacimiento y la muerte son sorprendentes. El niño permanece varias semanas sin poder ver la luz y tomar conciencia de lo que le rodea. Sus ojos todavía no están abiertos, no más que la radiación de su pensamiento. Seguir leyendo “IV La Vejez”

Frente a la niñez

andreVer en el corazón infantil el esbozo de la generación venidera, procurando ampararlo en todos los sentidos. Orientación de la infancia, profilaxis del futuro.

Solidarizarse con los movimientos que inspiren respeto por su labor asistencial a la niñez, mejorando los métodos y ampliando las tareas. Educar a los pequeñitos es sublimizar a la humanidad.

Colaborar decididamente en la recuperación de las criaturas enfermas, pugnando por la disminución de la mortandad infantil. En la infancia del cuerpo, el Espíritu encuentra oportunidad de renovar las bases de su propia vida. Seguir leyendo “Frente a la niñez”

Declinación

HumbertoAquí va, mi amigo, la entrevista rápida que usted solicitó al viejo periodista desencarnado con una suicida común. Sabe usted, como yo, que no existen casos absolutamente iguales. Cada uno de nosotros es un mundo por sí. Para nuestro esclarecimiento, sin embargo, debo decirle que se trata de una joven señora que, hace precisamente catorce años, despidió el cuerpo físico, por deliberación propia, ingiriendo formícida.

Algunos apuntes más, ya que no podemos transformar el doloroso asunto en una novela de gran porte: ella se envenenó en Río, a los treinta y dos años de edad, dejando esposo y un hijito en casa; no era persona de cultura excepcional, desde el punto de vista del cerebro, pero se caracterizaba, en la Tierra, por nobles cualidades morales, moza tímida, honesta, laboriosa, de instrucción regular y extremadamente devota por los deberes de esposa y madre. Pasemos, entre tanto, sus once cuestiones y veamos las respuestas que ella nos dio y que transcribo, en su integridad: Seguir leyendo “Declinación”

Una edad nueva para el hombre

raul_teixeira 1Quedo distante la histórica Edad de Oro, cuando el amor, la suavidad y la ternura guiaban la vida del mundo. No encontramos más a la diosa Astrea, hija de Temis, dominando el paisaje espiritual y moral de las sociedades, estableciendo el reino de la armonía, para una vida dichosa.

Ahora, cuando se agitan las entrañas de la Humanidad, cuando la violencia gana dimensiones alarmantes y el crimen muestra escenarios confusos, cuando el cinismo y la corrupción se muestran rudos y la mentira confunde al alma terrena, se tiene la impresión de que se instalo en la Tierra  la Edad de Hierro de las referencias mitológicas de los tiempos pasados. Seguir leyendo “Una edad nueva para el hombre”

Volver arriba