Aconsejando al médium

DiosLa reunión mediúmnica estaba a punto de comenzar. Los medianeros se mantenían respetuosos; espíritus amigos organizaban a los necesitados programados para el intercambio. Todo transcurría con la acostumbrada tranquilidad. No obstante, aquella noche era de especial importancia para cinco entidades de la categoría de los buenos espíritus.

Con el inicio de las tareas y el permiso del mentor del grupo, el quinteto espiritual se aproximó a Constantino, uno de los médiums dedicados, provocándole el desdoblamiento para la conversación y trabajos edificantes. Seguir leyendo “Aconsejando al médium”

Una cuestión de prioridad en materia de Espiritismo

kardecUno de nuestros suscriptores, el Sr. Ch. Renard, de Rambouillet, nos ha dirigido la siguiente carta: «Señor y digno hermano en Espiritismo: leo o, mejor dicho, devoro con un placer indecible los números de vuestra Revista, a medida que los recibo. Esto no es sorprendente de mi parte, considerando que mis padres eran adivinos de generación en generación. Una de mis tías abuelas había incluso sido condenada a la hoguera por contumaz en el crimen de Vauldrie y por asistente al sabat; ella sólo evitó la hoguera refugiándose en la casa de una de sus hermanas, abadesa de religiosas de clausura. Esto hizo que yo heredase algunas migajas de Ciencias ocultas, lo que no me ha impedido de pasar por la creencia en el materialismo – si es que ahí existe fe – y por el escepticismo. Seguir leyendo “Una cuestión de prioridad en materia de Espiritismo”

Nuestra vida mental

telepatia3Nuestra vida mental es el campo de nuestra consciencia despierta en la franja evolutiva en que el conocimiento adquirido nos permite obrar.

Encarnados y desencarnados pueblan el planeta Tierra en la condición de habitantes de un inmenso edificio de varias plantas, en posiciones horizontales diversas, de acuerdo con el estado de consciencia de cada uno, produciendo pensamientos múltiples que podrán atraer, repeler o neutralizar.

La mente transmite de dentro para fuera las impresiones del alma y recibe de fuera para dentro las sensaciones de la materia, motivo por el cual el alma refleja su voluntad, su deseo, su inteligencia, su memoria y su imaginación. Seguir leyendo “Nuestra vida mental”

Volver arriba