Justicia y progreso

denis_1_okLa ley superior del Universo, es el progreso incesante, la ascensión de los seres hacia Dios, hogar de las perfecciones. Profundidades del abismo de vida, por un camino infinito y una evolución constante, nos acercamos.

En el fondo de cada alma es depositado el germen de todas las facultades, de todas las fuerzas; le corresponde a ella hacerlos nacer por sus esfuerzos y sus trabajos. Contemplado bajo este aspecto, nuestro adelanto, nuestra felicidad futura es nuestra obra. La gracia no tiene más razón de ser. La justicia irradia sobre el mundo; porque, si todos nosotros luchamos y sufrimos, todos nosotros seremos salvados.

Leer másJusticia y progreso

Donde pase

meimei2Cuando cada día se te presenta, en torno de las actividades a que el deber te vincula, aparecen las tareas con las cuales no contabas. Generalmente son pequeños encargos que la vida te propone en nombre de Dios.

Es el amigo desesperado, la mujer maltratada por el sufrimiento, el desconocido en dificultad, el enfermo olvidado o el niño sin rumbo, pidiéndote apoyo y consuelo.

No pases indiferente, delante del dolor. Cede un minuto del tiempo de que dispongas o algo de lo que posees para disminuir el frío de la penuria y la fiebre de la aflicción.

Leer másDonde pase

La madre de Jesús

maria_menorElla había crecido con el Espíritu alimentado por las profecías de Israel. Desde su infancia, cuando acompañaba a su madre a la fuente de agua, para coger el precioso líquido, oía los comentarios. Entre las mujeres, siempre que se hablaba al respecto, se preguntaban unas a otras cual sería el momento y quien sería la afortunada, la madre del Mesías esperado.

En noches pobladas de sueños, era visitada por Mensajeros que le hablaban de quehaceres que ella guardaba en la intimidad del alma. Entonces, en aquella madrugada, casi de mañana al principio de la primavera, en Nazaret, una voz la llamó: Miriam. Su nombre egipcio-hebreo significa amada de Dios.

Leer másLa madre de Jesús