Vencedor de la muerte

jesusLos hombres crucificaron a Jesús. La envidia y la maldad urdieron esquemas y mataron al Hombre, pensando matar al Ideal de que Él era portador.

La gratitud de una mujer Le secó la cara, rumbo al Calvario. Un amigo sincero, olvidándose de la seguridad de su propia vida, Le rescató el cuerpo, junto a las autoridades. Al bajar de la cruz, Su cuerpo fue envuelto en una sábana de lino, aprisa, y fue depositado en un sepulcro jamás utilizado y que pertenecía a un amigo.

Mujeres piadosas, un domingo de luz, fueron al sepulcro para honrar, con el debido preparo, Su cuerpo. Encontraron la piedra de entrada removida, el sepulcro vacío. Dos jóvenes con trajes radiantes les dijeron que el Señor no estaba más allí. Seguir leyendo “Vencedor de la muerte”

El poder de la gentileza

ChicoAkardecUn eminente profesor negro, interesado en fundar una escuela en un barrio pobre, donde centenares de niños desamparados crecían sin el beneficio de las letras, fue recibido por el alcalde de la ciudad, que le dijo imperativamente, después de oír sus planes:

– La ley y la bondad no siempre pueden estar juntas. Organice una casa y autorizaremos la empresa.
– Pero, doctor, no disponemos de recursos…– consideró el benefactor de los niños sin protección.
– ¿Qué hacer?
– De cualquier manera, nos corresponde amparar a los pequeños analfabetos. Seguir leyendo “El poder de la gentileza”

Levantad los ojos

foto_emmanuel“He aquí lo que yo os digo: Levantad vuestros ojos y ved las tierras, que ya están blancas para la siega.” – Jesús (Juan, 4:35)

El mundo está lleno de trabajos unidos al estómago. La existencia terrestre permanece transportando emociones relativas al sexo. Nadie contesta el fundamento sagrado de ambos, entre tanto, no podemos estacionarnos en una o en otra expresión.

Hay que levantar los ojos e indagar en zonas más altas. Es preciso meditar en la cosecha de valores nuevos, atendiendo a nuestro propio granero. Seguir leyendo “Levantad los ojos”

Volver arriba