septiembre 2014 – Luz Espiritual

Vencer el miedo

felicidadDos hombres fueron condenados. La sentencia consistía en que en un día determinado, en veinte años, serían torturados lentamente hasta la muerte. Al escuchar la sentencia, el más joven se retorció de la pena y del dolor, y a partir de ese día, cayó en una profunda depresión.

“¿Para qué vivir?” se preguntaba, “¿si de todas maneras van a arrebatarme la vida, y de una manera inconcebiblemente terrible?”

Desde ese día nunca fue el mismo. Cuando alguno de sus cercanos, compadecido por su estado, le ofrecía apoyo para tratar de alegrarlo, respondía rencorosamente diciendo: Seguir leyendo “Vencer el miedo”

La luz sigue siempre

ChicoAkardec“Y sus palabras les parecían como desvarío, y no Las creyeron.” – (Lucas, 24:11)

La perplejidad surgida en el día de la Resurrección del Señor aún es la misma en los tiempos que pasan, siempre que la naturaleza divina e invisible a la mirada común de los hombres manifiesta sus gloriosos mensajes.

Las mujeres devotas, que se fueron en romería de amor a la tumba del Maestro, siempre encontraron sucesores. Sin embargo, son muy raros los Pedros que se disponen a levantarse para averiguar la verdad. Seguir leyendo “La luz sigue siempre”

Las vidas sucesivas

LedenisLo dijimos ya: con el fin de alumbrar su futuro, el hombre debe ante todo aprender a conocerse. Para marchar con paso seguro, hay que saber dónde se va. Es haciendo sus actos conformes a las leyes superiores que el hombre trabajará eficazmente en su mejoramiento, en el del medio social. Lo importante es discernir estas leyes, determinar los deberes que nos imponen, prever las consecuencias de nuestras acciones. El día en que sea conocido por la grandeza de su papel, el ser humano sabrá desprenderse mejor de lo que le aminora y le rebaja; sabrá gobernarse según la sabiduría, preparar por sus esfuerzos la unión fecunda de los hombres en una gran familia de hermanos. Pero todavía estamos lejos de este estado de cosas. Seguir leyendo “Las vidas sucesivas”

En mediumnidad

bezerrademenezes… para muchos compañeros poco avisados, ahí en la Tierra, la mediumnidad significa un martirio. Entre tanto, es glorioso camino de rescate espiritual, con sublime ascensión hacia las cimas de la vida. Es luz para la penetración en el valle de las sombras, consuelo para derramar bendiciones renovadoras en la noche del sufrimiento.

Claro que son indispensables el coraje y la fe viva, la esperanza y el valor moral a fin de proseguir camino afuera. La senda permanece repleta de espinas y la floresta, alrededor, es siempre amenazadora. Sin embargo, mis hijos, ¿cómo se verificaría la conquista de espacios nuevos sin el arrojo de los que prefieren las angustias del frente?. Seguir leyendo “En mediumnidad”

Madame de Staël

kardecEn la sesión de la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas del 28 de septiembre de 1858, el Espíritu Madame de Staël se comunicó espontáneamente y sin ser llamado, por la mano de la señorita E…, médium psicógrafa; dictó el siguiente pasaje:

Vivir es sufrir; sí, pero la esperanza ¿no sigue al sufrimiento? ¿No ha puesto Dios en el corazón de los más desgraciados una mayor dosis de esperanza? Criatura, el disgusto y la decepción siguen al nacimiento; pero delante marcha la Esperanza que le dice: Avanza, el objetivo es la felicidad: Dios es clemente. Dicen los descreídos: ¿por qué venir a enseñarnos una nueva religión, cuando el Cristo ha establecido las bases de una caridad tan grandiosa, de una felicidad tan cierta? Nosotros no tenemos la intención de cambiar lo que el Gran Reformador ha enseñado. No: venimos apenas a fortalecer la conciencia, a aumentar las esperanzas. Seguir leyendo “Madame de Staël”

Dios

mas_allaLo más difícil en la vida es explicar algo que no entendemos o no conocemos aunque, por alguna razón, sepamos que existe. Podría citar innumerables ejemplos de situaciones de la vida donde sabemos que las cosas existen pero no sabemos como funcionan, ni como son exactamente.

¿Cómo funciona el teléfono móvil? ¿La radio? ¿El televisor? ¿Los coches? ¿Cómo se construye un barco o un avión? Existen varios tipos de inteligencias pero no existe un ser humano que las posea todas en una sola vida.  Pero podemos preguntarnos: ¿si el ser humano, dada sus imperfecciones morales e intelectuales, fue capaz de crear cosas sumamente complejas, podría considerarse obra del “acaso” la creación perfecta de la naturaleza y del cuerpo humano? ¿No será que su creación implica la existencia de una inteligencia superior? Seguir leyendo “Dios”

Un minuto solamente

relojEvite el pesimismo y no considere la Vida por el momento que pasa, si éste no le es propicio. En un minuto solamente, la tormenta se calma, la enfermedad afloja, el trabajo surge, el dolor pasa, el ausente llega, la persecución termina, el dinero aparece, la Vida cambia… Aprenda a sonreír y a confiar.

No se detenga preso a lo malo de las cosas, muchos de esos males son oportunidad de aprendizaje que nadie debe desdeñar. Valorice todas las cosas y personas, mientras todo le sonríe. En un minuto solamente, la enfermedad se instala, la paz íntima se consume, el dinero cambia de manos, el Amor se rompe, el dolor se avecina, la muerte llega, la Vida cambia de rumbo… Seguir leyendo “Un minuto solamente”

Frente a los parientes

andreluzCumplir todos los justos deberes para con aquellos con quienes comparte los lazos de la consanguinidad. Los parientes son los allegados materiales que exigen las primeras grandes responsabilidades al Espíritu encarnado. Intensificar los recursos del afecto, la comprensión y la buena voluntad con los seres más próximos que no comprendan sus ideales. El hogar constituye un crisol redentor de las almas endeudadas. Dilatar los vínculos de la afectuosidad más allá del círculo de la familia.

La humanidad es nuestra gran familia. Seguir leyendo “Frente a los parientes”

La seguridad del trabajo

chico-felizAtendiendo a instrucciones de Emmanuel, Chico iniciaba los trabajos en el “Centro Espirita Luiz Gonzaga” a las ocho de la noche, encerándolos a las diez, mientras frecuento solo la institución.

Hacia la oración de abertura, oraba y, después, leía las páginas de “El Evangelio según el Espiritismo”, de Allan Kardec, comentándolas, en voz alta, para los desencarnados. Personas de la familia indagaban sobre aquella resolución de “hablar solo”, entre tanto, el médium explicaba:

-Hay muchos Espíritus frecuentando la casa. Llegan desconsolados y tristes y Emmanuel afirma que la obra de evangelización es necesaria para todos nosotros. No podemos parar… Seguir leyendo “La seguridad del trabajo”

Un cuerpo para el mas allá

simonettiEl hombre es un espíritu encarnado en un cuerpo material. El periespíritu es un cuerpo semimaterial que une al espíritu al cuerpo material. Usted puede no ser espirita, lector amigo, pero si está relacionado a cualquier culto religioso, catolicismo, budismo, protestantismo, islamismo, o similares, es un espiritualista, conoce la existencia y supervivencia del Espíritu, que anima a los seres humanos.

En El libro de los Espíritus, cuestión 88, el mentor espiritual que orienta a Kardec explica que el Espíritu puede ser imaginado como una llama, un destello o una chispa etérea. Sin morfología, sin cuerpo, sin brazos y sin piernas, ¿cómo actúa él en la dimisión espiritual? Esa duda llevo a los teólogos medievales a desarrollar el principio de que la conciencia está indisolublemente ligada al cerebro. Así, si muere el hombre, hiberna el espíritu. Dormirá hasta el hipotético juicio final, cuando los muertos retornaran a la vida, resurgiendo, literalmente, de las cenizas. Solo entonces el cuerpo resucitado, el ser pensante, retomara la conciencia de sí mismo. Seguir leyendo “Un cuerpo para el mas allá”

Sin aplazamiento

Dr_BezerraHijos del alma: ¡Que Jesús nos bendiga!

Aquellos días, señalados por el odio y por la traición, por el desborde de las pasiones rudas por el crimen y la hediondez, eran las bases sobre las cuales las fuerzas conjugadas del Mal iban a erigir su cuartel de destrucción del Bien. Vino Jesús y creó una nueva era centrada en el amor.

Diecinueve siglos después, se presentaban las criaturas en condiciones casi equivalentes. Es cierto que, en ese ínterin, hubo un gran desarrollo tecnológico y científico, y el progreso coloco fronteras que se abrían para el futuro, pero las luchas eran tiránicas entre el materialismo y el espiritualismo. Seguir leyendo “Sin aplazamiento”

Soledad aparente

chico-jovenA mediados de 1932, el “Centro Espirita Luiz Gonzaga” estaba reducido a un cuadro de cinco personas, José Hermínio Perácio, D. Carmen Pena Perácio, José Xavier, D. Geni Pena Xavier y Chico.

Los enfermos y obsediados surgían siempre, pero, luego después de las primeras mejorías, desaparecían como por encanto. Perácio y señora, con todo, precisaban ir para Belo Horizonte por obligaciones de la vida familiar.

El grupo se quedo limitado a tres compañeros. D. Geni, la esposa de José Xavier, enfermó y la casa paso a contar apenas con los dos hermanos. José, sin embargo, era sillero y, en aquella ocasión, fue llamado por un acreedor que le vendía cueros, acreedor ese que insistía en recibirle los servicios nocturnos, en un taller de arreos, en forma de pago. Por eso, a pesar de su buena voluntad, necesitaba interrumpir la frecuencia al grupo, por lo menos, por algunos meses. Seguir leyendo “Soledad aparente”

Navegación de entradas

1 2 3 4 7 8 9
Volver arriba