Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán

allan-kardec-tratado559. – En los últimos tiempos, dice el Señor, yo derramaré de mi Espíritu sobre toda carne; vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes tendrán visiones, y vuestros ancianos tendrán sueños. – En aquellos días, yo derramaré de mi Espíritu sobre mis servidores y sobre mis servidoras, y ellos profetizarán. (Hechos, Cap. II, v 17, 18. – Joel, Cap. II, v. 28 y 29).

60. – Si se considera el estado actual del mundo físico y del mundo moral, las tendencias, las aspiraciones, los presentimientos de las masas, la decadencia de las viejas ideas que se debaten en vano, desde hace un siglo, contra las ideas nuevas, no se puede dudar que un nuevo orden de cosas se prepara, y que el viejo mundo llega a su fin. Si, ahora, dejando de lado la parte alegórica de ciertos cuadros, y escrutando el sentido íntimo de las palabras de Jesús, se compara la situación actual con los tiempos que él predijo, que deben señalar la era de la renovación, no se puede dejar de convenir que varias de sus predicciones se están cumpliendo ahora; donde debemos concluir que nos aproximamos a los tiempos anunciados, como lo confirman, en todos los puntos del globo, los Espíritus que se manifiestan.

Leer másVuestros hijos y vuestras hijas profetizarán

Victorien Sardou

Victorien_SardouVictorien Sardou (1831 – 1908) fue también un ferviente adepto al espiritismo y médium dibujante. Durante el Congreso Espirita y Espiritualista de París en 1900, se desempeñó como presidente honorario.

Procede de una modesta familia propietaria de un oliveral en Le Cannet, cerca de Cannes. Durante un invierno especialmente frío, el hielo mató todos los olivos y arruinó a la familia. El padre de Victorien, Antoine Léandre Sardou, se trasladó a París. Allí fue sucesivamente contable, profesor de contabilidad, director de colegio y preceptor, además de publicar algunos manuales de gramática, diccionarios y otros tratados de diferentes materias. Como su padre conseguía sobrevivir con dificultades, Victorien tuvo que desenvolverse por sí mismo desde muy joven y se vio obligado, debido a la falta de dinero, a interrumpir los estudios de medicina que había iniciado.

Leer másVictorien Sardou

El modelo

foto_emmanuelTema – Cristo en el trabajo cotidiano

Las horas de inquietud y de incertidumbre vendrán siempre. ¿Qué hacer cuando la bruma de la indecisión nos envuelva los senderos de nuestra existencia? ¿Qué patrón seguir, cuando seamos llamados a deliberaciones graves e intransferibles? Efectivamente, para cada uno de nosotros surgen acontecimientos aflictivos en los cuales nuestro libre albedrío parece envuelto en la sombra, incapaz de escoger entre el bien y el mal. A pesar de eso, en medio de todos los desafíos en el reino del alma, encontraremos en Cristo la inspiración necesaria para la respuesta justa.

Leer másEl modelo

Los muertos nos hablan

francois_bruno_capaEl propio autor, padre de la Iglesia Católica, es quien nos dice: «Escribí este libro para intentar derrumbar el espeso muro de silencio, de incomprensión, de ostracismo, erigido por la mayor parte de los medios intelectuales del Occidente. Para ellos, hablar sobre los espíritus es intolerable; decir que se puede entrar en comunicación con ellos, es insoportable. Este libro es un llamado a los vivos de este mundo para que presten atención a las palabras de los vivos del otro mundo. Él autor habrá cumplido su función, si un poco de su extraordinaria experiencia pudiese a convertirse en la propia del lector”.

Leer másLos muertos nos hablan

La autonomía de la consciencia despierta

almaEl vocablo autonomía proviene del griego autónomos, de autos, “él propio”, y nomos, “ley”: “que se gobierna por sus propias leyes”. El filósofo Immanuel Kant dice que la autonomía consiste en ser simultáneamente “ciudadano y legislador”.

La autonomía es la capacidad de autodeterminación. Un agente cualquiera solo puede ser considerado autónomo cuando sus acciones son verdaderamente suyas y no motivadas por las influencias o factores externos. Kant entonces verificó que los impulsos del deseo también tienen la capacidad de colocarse en conformidad con una ley propia, que es la ley de la razón. En este sentido, el opuesto de la autonomía es la heteronomía, en la cual los impulsos del deseo son dictados por los objetos del deseo y no más por la razón.

Leer másLa autonomía de la consciencia despierta