La verdadera libertad

vivesQue la Paz de Jesús sea con todos los presentes: la ley de afinidad y de atracción Cristiana me ha concedido hoy, hermanos míos, compartid con vosotros estas palabras. El Espiritismo en su triple concepto, ciencia, filosofía y religión, enaltece sobre la Tierra ¡la verdad!, y la verdad hace del Espiritismo una Doctrina de libertad, “y conoceréis la verdad y la verdad os hará libre, dijo Jesús de Nazareth.”

Pero esta libertad para que sea ennoblecedora y bella, verdadera y razonada, debe y tiene que llevar el sello legítimo de la primitiva esclavitud Cristiana; una expresión parece contradecir a la otra pero no es así, porque solo existe un camino, solo existe una verdad, y la Vida Eterna es una realidad que basa sus leyes en el cumplimiento o no de la Caridad Cristiana.

Leer másLa verdadera libertad

Sebastián de Arauco

sebastian_de_araucoSu verdadero nombre era José Antonio González de Orense y nació un 24 de febrero de 1904, en el pueblo orensano de Carballino, en Galicia. Debido a los tiempos de escasez que le tocó vivir en su aldea natal y como hijo mayor, su infancia fue realmente dura, lo que iría desarrollando en él, ese carácter fuerte y firme que habría de llevarle más adelante a alcanzar las metas que se proponía.

En su adolescencia viajó a Cuba donde trabajó duramente de día mientras estudiaba de noche un curso como vendedor de libros, contabilidad y sus primeros estudios de inglés. La vida allí era muy dura y todo eran incomodidades y escasez de medios económicos. Salió adelante y comenzó a progresar aunque pronto tendría que abandonar la isla por las circunstancias políticas que se daban. Más adelante viajaría a Santiago de Chile (donde viviría 18 años) comenzando a trabajar como contable e iría ascendiendo cada vez a puestos de mayor prestigio y beneficio económico, lo que le llevaría a levantar su propia empresa de suministros eléctricos y alcanzar una considerable posición económica.

Leer másSebastián de Arauco

Utilidad de los desengaños

amalia-domingo-soler-399-¡Ay del que vive desengañado de todo! -me decía un amigo mío deshojando maquinalmente una bellísima rosa blanca-: en nada encuentra placer.

-Tienes razón, Ernesto; pero es necesario convenir en que los desengaños son los que nos impulsan al progreso.

-Tú deliras, Amalia; ¿cómo te atreves a decir semejante absurdo, si un hombre sin ilusiones es un ser inútil?… Cuando se confía, cuando se espera en algo, el ser más indolente se vuelve activo; en cambio, cuando todo se ve bajo el prisma de la más negra y desconsoladora realidad, el gigante se convierte en pigmeo. ¿Por qué fue grande el pintor cuyo pincel convertía en divinas las vírgenes humanas al trasladar sus imágenes al lienzo? Porque Rafael reposaba en el amor de la Fornarina. ¿Por qué el Dante y el Petrarca dejaron sus cantos inmortales? Porque confiaban el uno en su Beatriz, y el otro en su Laura. ¿Por qué Espronceda escribió su Diablo Mundo? Porque pensaba en su idolatrada Teresa.

Leer másUtilidad de los desengaños

Sintonía y vibración

cerebroLa Ciencia nos demuestra, en los días actuales, que vivimos inmersos en un océano de ondas y vibraciones que actúan en el campo de la materia y avanzan para el campo de la energía, cada vez más sutil. También el Espiritismo nos dice que vivimos inmersos en ondas y vibraciones mentales positivas o negativas, buenas o malas. Esas vibraciones mentales son emitidas por el Espíritu, este revestido de cuerpo físico o no.

Como estamos constantemente emitiendo esas vibraciones, es importante saber qué tipo de idea y sentimiento vamos alimentando: buenas o malas. Así, delante de perturbaciones con la conducta ajena, analicemos nuestra reacción y que especie de vibraciones pasaremos a emitir, pues, por el fenómeno de la sintonía, pasaremos a recibir, pudiendo agravar o disminuir el problema. Disminuiremos obstáculos o aumentaremos problemas.

Leer másSintonía y vibración