Vida y Valores (La educación)

Incontestablemente, la educación es fundamental para nuestra vida en el mundo. Casi siempre nos referimos a la educación de una manera muy subjetiva, como si educación fuese algo transcendente. Sin embargo, tenemos que darnos cuenta de que podemos distribuir la educación en varios compartimentos. Todo aquello que representa una modificación en nuestros hábitos, en nuestras posturas, en nuestra cultura, todo aquello que nos renueva de alguna manera, lo llamamos de educación.

Educar, sin duda, es el arte de moldar el carácter, de forjar el carácter, de construirlo. Y, de esa manera, educación tiene mil caras. Podemos decirnos personas educadas, cuando sabemos conversar, dejamos que el otro hable, esperamos nuestro momento, sin prohibir, sin interrumpir, sin gritar, sin vociferar, sin desear que nuestra palabra sea la última y definitiva. Esto representará una educación dialogal. Sabemos dialogar.

Leer másVida y Valores (La educación)

Vida y valores (El libro y la lectura)

Desde los tiempos inmemoriales de la humanidad, las criaturas pasaron a tener contacto con formas de mantener vivas sus impresiones, modos de registrar su historia, incluso en la Prehistoria. Y comenzaron a hacer escritos, diseños en las piedras, en las rocas, más adelante en los troncos de los árboles, en las cerámicas. Después de mucho tiempo el individuo fue consiguiendo preparar determinados vegetales y convertirlos en un tipo de tejido llamado papiro. De esa forma, tuvimos los escritos en las cortezas de los árboles y en los papiros. Después, en los tejidos de algodón, de lino, de cañamón, de seda, a lo largo de los años. Hasta que llegamos a la edad media y el genio alemán Johannes Gutenberg inventó tipos móviles. Surgió la gráfica. Hasta entonces los textos escritos, los libros, que eran raros, muchas veces producidos en los castillos, en los conventos, en los seminarios, otras veces en gabinetes de algunos pensadores de la ciencia, eran copiados.

Leer másVida y valores (El libro y la lectura)

Vida y valores (La felicidad es de este mundo)

¿Quién no desea ser feliz? Sin duda esta será una pregunta ociosa, si miramos los grandes anhelos de las personas. Todo el mundo desea la felicidad. Lo que ocurre es que nuestra sociedad proviene de algunas culturas ancestrales que establecen que Dios le agrada los que sufren. Parece que estamos obligados al sufrimiento. En el siglo XVIII para XIX, en Europa, surgió una doctrina deísta que afirmaba ser la doctrina deísta independiente. ¿Por qué independiente? Porque ella predicaba una independencia de Dios en relación a Su criatura. Decía que Dios, después de haber creado al ser humano, viajó para los altos cielos y nos dejó en la Tierra, nos dejó aquí, en la Tierra, a merced de nuestros propios caprichos y nunca más vino con nosotros. Por eso, había esa independencia de Dios y nosotros. Y, porque fuimos dejados en la Tierra, quedamos a merced de nuestros propios caprichos, quedamos por cuenta de nosotros mismos. Por esa razón, mucha gente pasó a afirmar que sufrir es una contingencia de la vida material.

Leer másVida y valores (La felicidad es de este mundo)

Vida y Valores (Día de los muertos)

¿Usted ya paró para pensar en el sentimiento que mueve las personas delante de la muerte de un ser querido? Es que la muerte aun en el occidente es una gran hidra. Las personas tienen miedo terrible a la muerte y a morir. Muy poca gente se da cuenta de que la muerte es el reverso de la medalla de la vida. Para que tengamos vida, hay necesidades de que haya muerte. En el planeta material en que nos encontramos, todas las veces que nosotros hablamos del fenómeno de la vida, solo lo hablamos porque ese fenómeno está junto al de la muerte. Para que una cosa viva, otra cosa tendrá que morir. Para que la planta viva, la simiente muere. Para que el pan aparezca, tenemos que triturar el grano. De esa manera, para que nosotros, seres humanos, vivamos tenemos que matar tantas plantas para alimentamos, algunos animales que alimentan nuestra mesa. Tenemos que digerir, que deglutir una cantidad enorme de partículas de vida que están por el espacio, por el aire que respiramos. Tenemos que gastar una cantidad muy gran de oxígeno para poder sobrevivir.

Leer másVida y Valores (Día de los muertos)

Vida y Valores (La humildad analizada)

Entre las virtudes, existe una que es coche-jefe del progreso, y pocas veces nos damos cuenta de esto. Esa virtud se llama humildad. Lamentablemente, la humildad entró en ese camino de la mala interpretación, del mismo modo que las personas interpretan mal el amor, la paz, caridad, fraternidad. Se acostumbra a imaginar que ellas sean cualquier cosa, menos aquello que de hecho ellas son. La humildad no escapó de ese trayecto de la mala interpretación. Para mucha gente, ser humilde es ser cobarde, es la tibieza, es la timidez. Pero, la humildad no tiene ningún compromiso con la cobardía, ni con la tibieza, ni con la timidez. Por lo contrario, la humildad es una virtud pro-activa, es también una virtud activa.

La persona humilde no es aquella que quede esperando caer del cielo, quieta, parada, que no habla, que no reclama, que no llama la atención, que no se levanta. No. La humildad, no. La humildad es exactamente aquella que esclarece, que orienta, que ilumina, que dice, si, que dice no, sin faltar con la verdad, sin faltar con el amor. La humildad es exactamente el camino sobre el cual el amor se mueve. Nadie consigue amar si no es humilde.

Leer másVida y Valores (La humildad analizada)

Vida y Valores (La importancia de la educación)

Hay una cuestión fundamental, en la vida de la sociedad, que ha sido blanco de muchas discusiones, tanto en nivel de familia, en nivel gubernamental, en nivel general. Esa cuestión es la que se relaciona a la educación. Nadie puede imaginar que una sociedad se construya y se mantenga en buenas bases, lejos de los principios educacionales. Pero, lo que hemos visto normalmente es que la educación no ha sido bien trabajada, bien desarrollada por aquellos responsables. Exactamente por una deficiencia básica, una cuestión conceptual. ¿Y que se viene llamando por educación? ¿Qué es lo que entendemos por educación? ¿Qué admiten las clases sociales por educación? A partir de esa cuestión conceptiva, todas las cosas comienzan a ganar más o menos expresividad.

Cuando pensamos en la educación, normalmente pensamos en la instrucción. Las tradiciones culturales norteamericanas y europeas tratan de llamar de educación el aprendizaje intelectual. Una persona muy bien instruida, se decía y se afirmaba, aun hoy, que es muy bien educada.

Leer másVida y Valores (La importancia de la educación)

Vida y Valores (La importancia de la vida religiosa)

Es muy común confundir nuestra vida religiosa con otros sentimientos conocidos en el mundo. Poca gente se da cuenta de que religión viene del religare latino, es re-ligar. ¿Y que estaríamos deseando religar? El alma humana al Creador. ¿Y porque religar? Nosotros venimos de Dios, creados por Su amor. Luego, ligados a Él como por un cordón umbilical simbólico y, a partir del momento en que Él nos pone en la senda de la evolución tenemos necesidad de desarrollar nuestro progreso a nuestra propia costa. Es a partir de ahí que el uso del libre albedrío, bien o mal, nos va haciendo claudicar, tropezar, caminar más rápidamente, más ligeramente. Y nuestra destinación, una vez que salimos de Dios simples e ignorantes, será retornar a Dios conscientes, maduros como un hijo que sale de su casa para estudiar en una Universidad y vuelve formado, para colaborar en el hogar con la familia. Entonces, vamos percibiendo la importancia de nuestra vida religiosa.

Leer másVida y Valores (La importancia de la vida religiosa)

Vida y valores (El anticonceptivo)

La Dra. Susan Blackmore, de la universidad de Bristol, en Inglaterra, juntamente con el Dr. Colin Blackwell, establecieron sus visiones al respecto del anticonceptivo. Si, al respecto de la píldora. Y, en las conversaciones de ambos, conseguimos leer que ellos interpretan la píldora anticonceptiva como habiendo sido un grandísimo movimiento revolucionario en la década de 1960, que tuvo el poder, tuvo el don de dar libertad a las prácticas sexuales. Aseguran que el anticonceptivo dio a la mujer esa posibilidad de dirigir su cuerpo y no permitir la fecundidad, cuando no tuviese en ella cualquier interés. Fueron mostrando como el anticonceptivo resuelve en la manera como la mujer era vista en el contexto social. La visión machista de la mujer fue forzada a sufrir alteraciones importantes. También recordaron que, gracias al incremento de los anticonceptivos, la mujer puede ocupar el lugar que le pertenecía y que le fue negado, en el contexto social.

Leer másVida y valores (El anticonceptivo)

Vida y valores (La mediúmnidad de todos nosotros)

Cada uno de nosotros es un ser espiritual en particular. En la condición de hijos del Gran Espíritu, que es Dios, nosotros somos Espíritus. Heredamos de Él esa posibilidad notable de la Eternidad. Decimos que Dios es Eterno porque no tuvo comienzo, no tendrá fin. Como nosotros tuvimos un principio, en Él, ciertamente somos inmortales. No da para decir que somos eternos, pero somos inmortales, heredamos de Dios esa característica. Una vez creados, jamás pereceremos. ¿Pero que nos hace vivir en la Tierra con relativa tranquilidad? Vivimos en la Tierra con relativo sosiego, por las oportunidades que tenemos de entablar contacto con aquellos que ya no están en el cuerpo físico, y que vibran, que viven, que aprenden en nuestra Patria verdadera, en nuestra casa real, en el mundo primitivo, o si queremos, mundo de los Espíritus.

Leer másVida y valores (La mediúmnidad de todos nosotros)

Vida y valores (La Ley del amor)

El Evangelista Juan escribió, en su texto, que Dios es amor y que amó al mundo de tal modo que mandó a Su hijo para que todos aquellos que en Su hijo creyesen, nunca más perdiesen la vida, nunca más pereciesen. Es muy importante pensar en esto. Dios es amor pero, muchas veces, aprendemos a decir esas frases y pasamos a repetirlas mecánicamente. Pocas veces nos damos el trabajo de detenernos en lo que significan esos textos, que es que esas almas de lo mejor, esas almas luminosas, que llegaron a la Tierra, desearon decirnos lo que dijeron. Es a partir de ahí que vemos que el amor es la esencia de la vida. Nada de lo que existe, nada de lo que existirá, en términos de vida planetaria, en términos de vida cósmica, podrá ocurrir sin el amor. De hecho, el amor es el alma de la vida. Del mismo modo que no conseguimos sobrevivir en el cuerpo físico sin el oxígeno, sin la respiración, sin la nutrición, no conseguimos vivir anímicamente, no encontramos salud del alma fuera de las dimensiones del amor.

Leer másVida y valores (La Ley del amor)

Vida y valores (Influencia espiritual)

Algo que pocas veces paramos para pensar es el poder de nuestro pensamiento. El poder de nuestro pensamiento es algo tan especial, que podemos decir, sin miedo a errar, que el pensamiento es la fuerza más poderosa que tenemos en el mundo. No existe fuerza nuclear, fuerza electromagnética, fuerza de atracción gravitacional que resista el poder del pensamiento.

Todos sabemos que nuestros pensamientos son forjados en ondas. La psicología formal estableció, en la década de 1950 del siglo XX, que los pensamientos humanos son de características electromagnéticas y por causa de eso, tenemos que convenir que el pensamiento humano interviene en todo lo que sea eléctrico, en todo lo que sea magnético. Ahí, pensamos. ¿Qué existe, en este mundo, que no tenga características eléctricas? Porque todo es compuesto de átomos y los átomos son compuestos de electrones, con sus protones, con sus neutrones.

Leer másVida y valores (Influencia espiritual)

Vida y valores (Incentivar en la educación)

Es tan importante pensar en nuestros hijos que, cuando imaginamos esa oportunidad que Dios nos da para recibirlos en nuestros brazos, nos sentimos profundamente emocionados, nos quedamos imaginando la belleza de la maternidad, y la bendición que las mujeres sienten en sus vidas, cuando tienen oportunidad de dar a luz un hijo.

Los hijos son tan importantes para nosotros que nos quedamos pensando en lo que sería del hombre sin la oportunidad de ser padre, de acoger en los brazos a un hijo y tener esa certeza de que nuestros hijos, en verdad, son nuestros hermanos. Si, ellos son nuestros hermanos, porque todos somos hijos de Dios, hijos del gran Padre. ¿Y cuál es la razón por la cual el Creador los confía a nosotros?

Leer másVida y valores (Incentivar en la educación)