A mis amigos D.J.P. Y Dª. R. D. en su feliz enlace

Dichosos los que viven del mundo retirados,
lejos de sus orgías, su engaño y corrupción;
y en un modesto albergue, tranquilos e ignorados
llevan hasta el cielo su férvida oración.

Felices ¡Oh! Vosotros, amigos adorados
que alimentáis el fuego feliz de una pasión;
tenéis hijos hermosos que os miran extasiados,
y halláis en sus caricias la paz del corazón.

Leer másA mis amigos D.J.P. Y Dª. R. D. en su feliz enlace

No hay culpa sin pena

Los adagios, refranes y proverbios, son un poema escrito por la experiencia y forman un volumen que los pueblos no se han cuidado de encuadernar, por consiguiente, sus sueltas hojas vuelan desde las cabañas a los palacios, ya en las regiones tropicales, ya en el polo norte, corregidos y aumentados pero conservando siempre unos su tinte satírico y otros razón profunda. Hay un refrán que dice: «justicia y no por mi casa», palabras vulgares y sencillas, pero que son el compendio de todos los sentimientos de la humanidad. ¿Quién podrá negar que nos alegremos cuando la ley castiga al delincuente? Y hasta la pena de muerte, que es antirreligiosa, antisocial y antihumana, encuentra aceptación en la por parte de la sociedad, diciéndose, al ver pasar a una víctima: Bien merecido lo tiene. Quien tal hizo, que tal pague; nada, nada, la pena del talión: ojo por ojo y diente por diente…

Leer másNo hay culpa sin pena

Última hoja del álbum de Estefanía

Con profunda atención, Estefanía,
el libro contemplé de tus amores;
hay cántigas de tierna melodía,
sueños y aromas de nevadas flores.

Dulces recuerdos del placer perdido
reminiscencia de pasada historia.
Tu ayer y tu presente confundido…
¡Mundo febril que guarda tu memoria!

Joven y bella por doquier tus ojos,
encuentran la ilusión y la esperanza:
aún no conoces niña los enojos,
ni de contraria suerte la mudanza.

Leer másÚltima hoja del álbum de Estefanía

A mi amigo Don José Cuervo

Dices que oculte mi dolor profundo.
Dices que lance carcajada impía,
porque a ese necio y miserable mundo
le agrada ver de un mártir la agonía.

Tú también en la mísera existencia
en vez de flores encontraste abrojos,
llegando a poseer la triste ciencia
de reír a través de tus enojos.

Esa risa de loco desvarío
que arrastra en pos de sí placer y calma:
¡Yo también se reír, amigo mío,
con esa risa que desgarra el alma!

Leer másA mi amigo Don José Cuervo

Las leyendas religiosas

Una amiga mía muy ilustrada y ávida de saber más, me pide un estudio sobre el mahometismo, del que ha oído hacer grandes elogios a unos viajeros orientales, que le encantaron con descripciones pintorescas del profeta Mahoma y de sus ritos y costumbres idólatras. Yo, que antes de profesar el Espiritismo fui católica, luego protestante y más tarde leí el fundamento de todas las religiones, acabé por abandonarlas todas, porque no hay una religión que no se crea la verdadera y no considere falsas y perjudiciales a las otras. Pero en honor de mi amiga, hablaré de Mahoma, al cual dedico este artículo.

Los fundadores de las diversas religiones esparcidas por el mundo, gozan de mayor o menor interés de actualidad, según las vicisitudes porque atraviesan las razas y los pueblos. Una leyenda mahometana refiere que el profeta cortó una vez la luna en dos partes y se escondió la mitad de ella en una de las mangas de su traje.

Leer másLas leyendas religiosas