Objeto de la vida humana

Como fácil es comprender, todo lo que existe en nuestro Universo y en toda la Creación, tiene un propósito, un objetivo, una misión que cumplir. Y la vida humana no es una excepción.

Cierto día, oí a una persona amiga decir: “¿Qué objeto tiene la vida, porque tal y como podemos apreciar en algunas personas desgraciadas, y al final mueren, de qué les ha servido la vida, si ni siquiera la han vivido? Este interrogante me fue hecho por una persona cuya condición humana era y es, de las que son consideradas felices a la vista de todos; pues, tenía salud y bienes de fortuna; no obstante, no se sentía feliz, ansiaba algo que no sabía precisar; pero su Conciencia íntima se le manifestaba en una insatisfacción de la vida. Seguir leyendo “Objeto de la vida humana”

El conocimiento

Así como la oscuridad desaparece con la luz, así la ignorancia va diluyéndose con el conocimiento. Porque, el Conocimiento es Luz; la ignorancia es oscuridad, carencia de luz.

La ignorancia de la Leyes que rigen la Vida. Una en sus diversos aspectos: espiritual, psíquico y humano, es la causa primera de todos los males. Es impedimento de progreso. Y la ignorancia de esas leyes que rigen nuestra vida, nos lleva a cometer errores causantes de dolor. Por consiguiente necesario es y de importancia trascendental, poner todo nuestro esfuerzo en liberarnos de la ceguera mental que la ignorancia ocasiona. Trascendental porque toda la acción trasciende más allá de la vida física presente.

Cada vida humana es una oportunidad más que Dios ofrece al espíritu para adquirir experiencias y conocimiento, para desarrollar las facultades psíquicas y espirituales que le capaciten para seguir ascendiendo en el empinado camino de la evolución. Oportunidad ésta, que debemos esforzarnos en aprovechar, poniendo nuestro empeño en adquirir el conocimiento de la Leyes de la Vida, cuyo conocimiento iluminará nuestra mente en el escarpado camino ascensional del progreso señalando los peligros existentes de cada paso de esa ascensión, mientras que la oscuridad de la ignorancia los oculta con el grave peligro de las caídas en precipicios de dolor, de los cuales mucho cuesta salir. Seguir leyendo “El conocimiento”

Búsqueda de la felicidad

Sabido es que, todos ansiamos la felicidad. De esto, no hay duda. ¿Y qué hacemos para ello? Comúnmente, lo contrario; al buscarla por caminos torcidos, cuáles son: los placeres de los sentidos, la posición social, popularidad y fama, riqueza, autoridad, etc. Por esos caminos, jamás hallaremos la felicidad; y sí, la infelicidad y desdicha. La felicidad podremos hallarla, diré mejor, conquistarla, cuando orientemos nuestra vida, nuestra conducta, dentro de la ley universal del amor y demás leyes emanadas de la Sabiduría Cósmica; ley ésta que tenemos que aprender a conocer y vivir. Seguir leyendo “Búsqueda de la felicidad”

El amor propio

Aun cuando ya han sido expuestos algunos argumentos sobre este tema, dado la importancia que tiene esta tara psíquica en la autorrealización externa e interna para el progreso y evolución del espíritu; volvamos sobre este aspecto, para identificarles plenamente, y hacer el esfuerzo necesario para erradicarlo de nosotros.

Comencemos este análisis sobre el amor propio con la definición que de él hace el diccionario de la Academia de la Lengua. Reza así: Seguir leyendo “El amor propio”

El Aura

almaAun cuando la tonalidad del aura de cada persona varía en cada momento, influenciada por la calidad de los sentimientos y emociones, a medida que se producen; el aura de toda persona tiene unos colores básicos. Y estos colores básicos también sufren alteración, a medida que la persona cambia su conducta, en uno u otro sentido.

Con el fin de dar una idea que nos ayude a identificar por su aura a las personas, y pueda ayudar en algo a aquellos de nosotros que podamos comenzar a percibir la videncia psíquica, a continuación va un detalle de los colores aúricos, básicos, con algunas aclaraciones, a fin de poder interpretar la interferencia de tonalidad cromática en los colores básicos del aura, que modifican en parte su significado. Seguir leyendo “El Aura”

Odio y perdón

odioAnálisis psicológico y espiritual de este par de opuestos.

Diversos son los grados de manifestación del odio, esa pasión dañina en alto grado, que sólo anida en las almas pobres y ruines, al dar cabida en sí a esa pasión destructiva, por ignorancia de las consecuencias dañinas que habrá de ocasionarle. Porque el odio comienza por perturbar la tranquilidad de quien lo siente, por su acción perturbadora sobre las facultades del alma, cuyas vibraciones desequilibrantes afectan la mente y perjudican la salud, por la incidencia de esa vibración enconosa en los sistemas nerviosos y glandulares. Y, a más de dañar la salud de quien da cabida en sí al odio, le convierte en una persona amargada que, en sus relaciones de trabajo, negocios, etc., desbarata oportunidades de progreso por la actitud negativa del afectado y los errores que induce a cometer. Seguir leyendo “Odio y perdón”

Palingenesia IX

Sebastian-AraucoPersonas hay que ansían alcanzar la jubilación para no tener que trabajar más sin percatarse que la naturaleza humana necesita de una constante actividad para el normal funcionamiento del organismo y para una vejez agradable y feliz. Porque, la vejez ociosa conduce al aburrimiento, hace la vida tediosa, achacosa e inútil.

Según las estadísticas, una gran parte de los jubilados fallecen prontamente después de alcanzar la jubilación. Y la causa principal es la falta de estímulo, la falta de un objetivo, de un ideal para seguir viviendo. Salvo aquéllos con una mentalidad inferior y perezosos, los más, pronto caen en el hastío; porque una mente ociosa es como un huerto abandonado y falto de cultivo, que pronto se llena de maleza. Seguir leyendo “Palingenesia IX”

Palingenesia

sebastian_de_araucoAquellos casos que apreciamos a veces, de personas con tendencias hacia el mal en familias buenas, son generalmente reajustes de vidas pasadas, ya que seres buenos también tienen caídas como humanos, y algunas veces se unen al karma de seres de menor evolución, que a ellos vuelven para el reajuste indispensable.

También casos hay, de seres que han pedido unos padres rectos y virtuosos, como ayuda a su determinación de corregirse, y que a menudo esto es concedido para tal fin; pues, ello también constituye una prueba para esos padres, prueba de la que no siempre salen bien librados. Seguir leyendo “Palingenesia”

Ciclos de reencarnación II

reencarnacionLa vida del Espíritu es una sola e inmortal, compuesta de ciclos en concordancia con su necesidad de progreso. Cada uno de esos ciclos, comprende un programa amplio a realizar en el mundo donde baja a encarnar. Cuando dicho programa se realiza en una sola existencia, como suele suceder en las encarnaciones de seres espirituales de gran evolución, el ciclo se circunscribe a esa sola existencia en ese mundo. Pero, dado el atraso evolutivo de nuestra humanidad, ninguno de nosotros realiza el programa en una sola existencia, por lo que necesario es volver una y otra vez, hasta realizarlo. Este mundo nuestro, que dicho sea de paso, no es de los más adelantados pero tampoco de los más atrasados, es una escuela de aprendizaje para espíritus de mediana evolución. Seguir leyendo “Ciclos de reencarnación II”

Ciclos de reencarnación

reecarnarCuando el Espíritu ha llegado ya a un grado medio de evolución, como en el que se encuentran los sectores más inteligentes de nuestro conglomerado humano y aquellos que ya están vibrando en amor y actuando en la práctica del bien; sienten la necesidad de progreso, de proseguir en la realización de la tarea comenzada en el ayer e interrumpida por la muerte.

Después de una larga estadía en el plano extrafísico, los seres ya más evolucionados sienten grandes ansias de progreso renovador, por verse inhabilitados, además, a ascensiones mayores; y entonces renuncian a esa vida maravillosa de su hábitat y deciden volver de nuevo a la lucha, en la cual algunas veces sucumben por no haber medido bien sus fuerzas. Conocen las vicisitudes que habrán de pasar en la nueva vida de la carne; pero, el deseo que sienten de volver al plano físico, a pesar de los esplendores de la vida maravillosa en que se encuentran, les hace decidirse. Es una fuerza interna que les impele a volver, es la Ley de Evolución que presiona sobre el Espíritu. Seguir leyendo “Ciclos de reencarnación”

Palingenesia (II)

sebastian_de_araucoEl egoísmo y las pasiones humanas, son precisamente los factores que más retrasan o retardan el proceso evolutivo del Espíritu. Son las que nos obligan a venir muchas y muchas veces para restablecer el equilibrio violado en una o más vidas de error. De aquí, la necesidad, la imperiosa necesidad de superar esos aspectos negativos que nos mantienen atados a la rueda de las reencarnaciones penosas; de actuar siempre dentro de la ley del Amor y los dictados de la Conciencia.

Como conocemos ya, la vida humana, cada una de las vidas humanas tiene un objeto, un programa a realizar. Y esto, necesario es tenerlo bien presente, para que, en los momentos difíciles, nos sobrepongamos a esas dificultades o vicisitudes, a fin de avanzar un paso más en el camino del progreso hacia la perfección, que es la meta libertadora de las encarnaciones en los mundos de vidas dolorosas. Seguir leyendo “Palingenesia (II)”

Palingenesia

reecarnarPalingenesia, vocablo usado para denominar la ley de renacimientos múltiples o renovación constante de las diversas manifestaciones de vida en el plano físico.

La Palingenesia, es uno de los aspectos de la ley cósmica de la evolución, que determina un constante progreso en toda vida manifestada en los mundos físicos del vasto universo.

Toda la creación, todos los mundos están regidos por las mismas leyes, emanadas de esa grandiosidad cósmica desconocida, en cuya energía estamos inmersos. Seguir leyendo “Palingenesia”

Moral

Faro¿Qué es la moral? Variadas pueden ser las respuestas según los sectores que componen la humanidad. Y dentro de un mismo sector variadas pueden ser también las opiniones, pero en lo que hay concordancia, es en que, moral significa un conjunto de normas de comportamiento con fines de una mejor convivencia humana.

Mas, como las condiciones ambientales de los diversos sectores en que se divide y está compuesto nuestro mundo, son tan variados; variados son también los conceptos o preceptos morales que desde del comienzo de la humanidad han sido establecidos. Seguir leyendo “Moral”

La fe

pazPero, no esperemos que nos quiten de nuestro camino los obstáculos y reveses, propios de este plano físico de resistencias, ya que ello no sería de verdadera ayuda, sino que recibiremos la Luz y la Fuerza Espiritual y Psíquica necesarias para superarlos por nosotros mismos, lo cual fortalecerá nuestro espíritu. Con una fe firme, nada es imposible de realizar, por difícil que parezca. Quien lo dude, que analice las grandes proezas que la historia nos señala.

Si bien la capacidad realizadora de cada individuo está en relación a su grado de evolución, ¿quién conoce el punto de evolución en que se halla? Seguir leyendo “La fe”

La vida en el mundo espiritual XI

Diagnostico_malHay legiones compactas de seres irresolutos e ignorantes que, no siendo perversos para corresponderles las zonas purgatorias y de purificación más dolorosa, no son lo suficiente nobles como para corresponderles el primer plano superior de la relativa felicidad. Y en esos ambientes viven, entre otros, muchos de los que fueron personalidades en nuestro mundo terrenal, y en constante inconformidad y rebeldía ante esa clase de vida, en la que suelen ser mofados, ridiculizados y hasta insultados, por otros seres inferiores de esos mismos ambientes, lo cual es para ellos motivo de sufrimiento y desesperación en muchos de los casos. Seguir leyendo “La vida en el mundo espiritual XI”

Navegación de entradas

1 2 3
Volver arriba