Confiando y sirviendo

¡Cuántas veces la nave de nuestras tareas es forzada a romper la marea alta!…

No importan dificultad, ventarrón, tormenta, amenaza…

Seguir siempre en busca del puerto seguro de nuestros objetivos.

Cuanto más nos sustentamos firmes en el dominio de la unión, más amplios serán los recursos para desenvolver la obra.

Urge reconocer que tenemos, por la frente, numerosos deberes que cumplir, claramente, en el sector de la divulgación de nuestros principios.

En ese sentido es forzoso observar que los agentes de la perturbación y de la agitación crean el clima adecuado al trabajo que nos compete. Seguir leyendo “Confiando y sirviendo”

Ante la reencarnación

En las tareas de la noche del 27 de mayo de 1954, conforme a las informaciones de nuestros Benefactores Espirituales, y, según dedujimos de las diversas comunicaciones obtenidas de entidades sufridoras, nuestro Grupo se hallaba repleto de compañeros desencarnados, sedientos de reencarnación, muchos de ellos implorando la vuelta a la carne como único recurso de solución a los problemas que les torturaban el alma. Primeramente Emmanuel, nuestro instructor de siempre, se incorporó al médium y nos transmitió la nota que pasamos a transcribir:

Amigos míos, la paz del Señor sea con nosotros. Mientras la Escuela Espiritual en la Tierra prepara las criaturas reencarnadas para el fenómeno de la muerte, en nuestro plano de acción esa misma Escuela prepara las criaturas desencarnadas para el aprendizaje de la existencia en el cuerpo físico. Atento a este programa, nuestro hermano Cornelio tomará hoy el equipo mediúmnico a fin de dirigirse, por algunos momentos, a la gran asamblea de compañeros que se aproximan a nuestro recinto, suspirando por el retorno al templo de lucha en la materia más densa. De ese modo, cedamos la palabra a nuestro amigo y que Jesús nos bendiga. Seguir leyendo “Ante la reencarnación”

Oración de los obreros

¡Jesús!

Bendice, por aumento de misericordia, el templo que nos diste para la siembra de la fraternidad y el culto de la oración.

Consérvanos en el entendimiento de tus principios y ayúdanos a buscarte, para que no estemos perdidos en el laberinto de nosotros mismos.

Guía, indícanos la ruta.

Justo de los justos, dirige nuestros pasos. Seguir leyendo “Oración de los obreros”

Vida y triunfo

¿Quién dijo, corazón, que la prueba te encadena?
¿Qué no tienes condiciones para hacer el bien?
Mira la tierra en que estás, maravillosa y buena,
¡sustentando y bruñendo la fuerza que la mantiene!…

El árbol entrega al viento las propias hojas muertas,
el rio lanza al mar los detritos del mundo.
Muchas veces, la flor con que te reconfortas
viene de semilla al aire, en el pantano profundo… Seguir leyendo “Vida y triunfo”

Siglo XX

Siglo XX. Atardeces.
Fin del milenio segundo.
Jesús tutelando el mundo,
hora de paz y de preces.

Conflicto, envidia, rencor,
de nada valen en la tierra,
y el odio que hace la guerra,
solo se deshace por el amor.

Desde milenios distantes
Asirios, griegos, romanos
formaban grupos insanos,
ostentando el orgullo vano… Seguir leyendo “Siglo XX”

Ante el mundo mejor

El trabajo será siempre el prodigio del Universo – la fuerza que lo entretiene, la luz que lo eleva. Observemos junto a nosotros. Todo es trabajo para que la vida se nos transforme en bendición cada día. Trabaja el Sol y el mundo se equilibra. Trabaja el mundo y la naturaleza se renueva para que los procesos de la evolución nos conduzcan para lo Más Alto. La fuente es bondad y la simiente se hace pan porque trabaja sirviendo. Refutamos en eso porque el reposo inoportuno no se nos infiltre en el espíritu por herrumbre destructora. Seguir leyendo “Ante el mundo mejor”

Avísese…

Aprenda a educarse, antes de que la vida lo eduque a usted.

Si el problema es que se alimenta excesivamente, ponga en la mesa esta advertencia escrita, ante sus ojos:

–Debo moderar mi apetito.

Si su lucha es a causa de la pereza, cuelgue esta frase frente a su lecho para que cada mañana reflexione sobre ella:

–Debo trabajar honestamente. Seguir leyendo “Avísese…”

Bendigamos

¡Bendigamos a los que se hicieran o se hacen instrumentos de nuestras dificultades!

¡Bendigamos a los que no nos comprendieron o todavía no nos comprendan, en los cuales
encontramos el estímulo para la adquisición de nuevo entendimiento!

¡Bendigamos a los que nos crearon o nos creen problemas y dificultades, porque sin ellos no adiestraríamos nuestras energías para la justa y necesaria auto-superación! Seguir leyendo “Bendigamos”

Historia curiosa

chicoChico visitó durante muchos años a un joven que tenía el cuerpo totalmente deformado y que vivía en una barraca cerca del bosque. El estado de alienado mental era completo.

La madre de este joven estaba también muy enferma y Chico la ayudaba a bañarlo, alimentarlo y a limpiar la pequeña estancia en que vivía.

El cuadro era tan aterrador que, en una de sus visitas en que un grupo de personas lo acompañaba, un médico preguntó a Chico: Seguir leyendo “Historia curiosa”

Buen aviso

buena genteRematando nuestras tareas la noche del 9 de septiembre de 1954, José Xavier, nuestro amigo espiritual, dominó las facultades psicofónicas del médium, pasando a conversar con nosotros en verso.

Algunos de nuestros compañeros, antes de la reunión, habían dirigido la palabra en nuestro templo de plegarias hacia asuntos menos edificantes, exponiendo quejas y reprobaciones con apuntes picantes por medio. José Xavier, sin embargo, vino a nuestro encuentro, y, alertándonos hacia nuestros deberes, nos dejó la excelente advertencia que quedó titulada “Buen Aviso”. Seguir leyendo “Buen aviso”

Chico y el agua de la paz

xavier“Quien cree en mí, como dice la escritura, de su interior fluirían ríos de agua viva” Jesús (Juan, 7:38)

Al principio, el médium en su apostolado,
de vivir el amor en donación fraterna,
se vio combatido y muy cuestionado;
quedando aturdido y hasta afligido.

Lo que dio motivo a la intervención maternal:
“Hijo mío querido, cuando la inquietud
venga a perturbar tu intimidad,
el agua de la paz es la gran solución,
liberando al ser de toda ansiedad”. Seguir leyendo “Chico y el agua de la paz”

A favor de los pobres, nuestros hermanos

Chico“Tenía diecisiete años, en 1927, cuando en la noche de 8 de julio del referido año, en una reunión de oraciones, escuché, a través de una señora presente, doña Carmen Penna Peracio, ya fallecida, la recomendación de un amigo espiritual, aconsejándome a tomar papel y lápiz a fin de escribir mediúmnicamente. Yo no poseía conocimiento alguno del asunto al que estaba entrando, pues comparecía allí acompañando a una hermana enferma que recurría a los pases curativos de aquel círculo íntimo, formado por personas dignas y humildes, todas ellas de mi conocimiento personal. Seguir leyendo “A favor de los pobres, nuestros hermanos”

Primeros instantes de un muerto

espirituEn el horario reservado a la instrucción, en la noche del 14 de julio de 1955, nuestro conjunto recogió un expresivo mensaje del hermano G., insertado en este capítulo, en que nos informa sobre sus primeros instantes en la Vida Espiritual. Nos cabe esclarecer que el comunicante, político y administrador de méritos indiscutibles, recientemente desencarnado, estuvo antes en nuestra casa de oraciones, bajo la custodia de los amigos espirituales que le amparaban la recuperación necesaria y justa. Se mostraba, entonces, enfermizo e indispuesto, pero en un breve tiempo, equilibrado y fortalecido, regresó a nuestro templo, donde nos aportó las valiosas impresiones que pasamos a transcribir. Seguir leyendo “Primeros instantes de un muerto”

Navegación de entradas

1 2 3 4 12 13 14
Volver arriba