Mediúmnidad a desarrollar

Mediúmnidad a desarrollar:

Tema permanente dentro del que hacer espírita. Para explicar sintéticamente qué es eso, recurrimos a los ejemplos esclarecientes y vivos del trabajo y del estudio. Alguien llega a un taller solicitando un empleo. Necesita ganar para su subsistencia. Su pedido obtiene respuesta favorable. Pero si espera, durante el transcurso de los días y los meses, que los directores de la organización lo impulsen constantemente en el trabajo que tiene que cumplir y para el cual no pone ni la menos iniciativa, ya sea para el traslado de un faro liviano como para colaborar en la limpieza con la escoba, se sentirá siempre bajo la mirada de los jefes de los trabajos, quienes tendrán motivos para agradecerle su presencia y comunicarle su cesantía. Esto es porque nadie adquiere competencia observando solamente.

Laguen llega a la escuela solicitando su inscripción en los cursos. Precisa capacitarse y adquirir conocimientos. Su solicitud es aprobada. Pero si espera, durante el transcurso de los días y los meses, que los profesores lo impulsen permanentemente en los deberes que tiene que cumplir y para los cuales no tiene ni la más común idea, tanto sea en el estudio de las lecciones, como en la respuesta espontánea a una pregunta que se le formule sobre una materia determinada del programa, se sentirá siempre bajo la mirada de los profesores que han de resolver la necesidad de que repita el ciclo. Seguir leyendo “Mediúmnidad a desarrollar”

Beneficencia y caridad

La beneficencia alivia la prueba.

La caridad extingue el mal.

La beneficencia auxilia.

La caridad soluciona.

Distribuirás a manos llenas algo del oro que se te derrama de la bolsa, entretanto, si en ese algo no pusieres la luz de tu amor, en forma de respeto y cariño, ante las llagas del semejante, no habrás construido en él la comprensión que lo hará reconciliarse consigo mismo. Seguir leyendo “Beneficencia y caridad”

Tiempo

Emmanuel

En el tiempo infinito, el “hoy” es el reflejo de nuestro “ayer”, tanto como el “mañana” será, como es justo la proyección de nuestro “hoy”.

Recibe, cada día, por llama de luz que puedes aprovechar en el engrandecimiento de la vida que te rodea.

Somos siervos privilegiados con valioso préstamo de dones sublimes.

Abstengámonos, de ese modo, de la pérdida de tiempo y hagamos las tareas que nos compete atender. Seguir leyendo “Tiempo”

El señor permanece

Emmanuel

Busca al Cristo, en silencio, y graba sus lecciones en las páginas de la propia lucha de cada día, y quien te acompaña sabrá encontrar, en tu conducta y en tus gestos, bendecido camino de la elevación.

Es necesario que sepamos comulgar la esperanza y el sufrimiento, la prueba y la dificultad de los otros, bendiciendo a los hermanos que comparten la marcha y enseñándoles, por la regla de nuestras propias acciones, el camino renovador, susceptible de ofrecerles la bendición de la paz.

La asistencia es la fraternidad en acción. Sin ella, indiscutiblemente, nuestros más preciosos argumentos verbalísticos no pasarían de bellos muestrarios sonoros. Seguir leyendo “El señor permanece”

Problemas

Emmanuel

En cualquier problema en el camino de la vida, la respuesta cristiana será siempre disfrazar la fuerza del mal por la fuerza del bien.

El corazón abierto a las sugestiones del bien aclara la consciencia, dilatando su grandeza.

La consciencia sin mancha ilumina la mente, renovando sus manifestaciones.

La verdadera renuncia no es desistir de la lucha y si, el trabajo silencioso en el auxilio a aquellos que nos proponemos ayudar o salvar. Seguir leyendo “Problemas”

Orientaciones

Emmanuel

Auxilia, bendice,
soporta, ayuda y pasa.
Ama y sigue. No temas,
Dios te espera y te ve.

Construye, por dentro del propio ser, el abrigo de entendimiento que solicitas, en el cual puedas disfrutar seguridad e irrádiala de ti.

Agradece la tarea que la vida te concedió.

Trabaja confiando en el éxito del bien. Seguir leyendo “Orientaciones”

En el hogar

Emmanuel

Abraza, entonces, en el hogar que te sitúas, el crisol de tu propia purificación al frente de la vida, y, convirtiéndote en el santuario familiar en siervo del amor que auxilia siempre, de él levantarás tu gran vuelo en servicio de la Humanidad entera.

Se afable con los tuyos, se gentil en casa, se generoso donde estés.

Cuando estés al borde de la impaciencia o de la ira, perdona setenta veces siete veces y adopta el silencio por ángel guardián de tu propia paz.
Compadécete siempre. Seguir leyendo “En el hogar”

Luz del Evangelio

Emmanuel

Aceptando la luz del Evangelio en la conciencia y en el corazón somos, de inmediato, promovidos a la condición de cooperadores del Divino Agricultor, en el campo inmenso de la vida.

Atiende mientras es hoy, al círculo de trabajo que te cabe en el inmenso pomar de la vida, y guarda la certeza de que de tu sudor y de tu cariño en la labranza del Eterno Bien, nacerá, en tu favor, el granero de alegría y victoria con que te enriquecerás en el Bendecido Mañana. Seguir leyendo “Luz del Evangelio”

Toda fe

Emmanuel

Toda fe que ama y sirve es luz que viene de Dios.

Olvídate y camina.

El trabajo en auxilio a los otros te hará profunda y bella renovación.

Dios, en algunos instantes, todo puede cambiar.

El servicio del bien a los semejantes, sea donde sea, es el lugar en que, trabajando en ayuda al prójimo, puedes estar en contacto con los Mensajeros Angélicos. Seguir leyendo “Toda fe”

Fe cristiana

Emmanuel

Si estás en la fe cristiana y esperas solamente: caminos sin problemas, paz sin obligaciones, días de cielo siempre azul, ventajas sin trabajo, conquistas sin sudor, derechos sin deberes, apoyo sin servicio y vida sin pruebas, acuérdate de Jesús.

Cuando alguien desea realmente ayudar, en favor de otro alguien, conserva la certeza de que la Bondad de Dios le donará los medios justos y le apuntará el camino. Seguir leyendo “Fe cristiana”

Embajadores de Jesús

Emmanuel

Somos embajadores de Jesús donde estemos, su Luz es la claridad que nos descubre el futuro.

Donde seas enfrentado por la calumnia, se la palabra amiga del esclarecimiento benéfico.

Si la oscuridad intenta envolverte, haz la claridad del optimismo, con las bendiciones del amor que ayudan en todos los instantes.

Si nos proponemos al servicio del Divino Maestro, descubramos a Él nuestro corazón, a fin de que sus designios imperen sobre nuestra ruta y para que nuestra vida sea una luz brillante para cuantos caminan con nosotros, bajo la oscuridad del mundo. Seguir leyendo “Embajadores de Jesús”

Felicidad duradera

Emmanuel

La felicidad duradera y justa nace para nosotros de la felicidad que encendemos en el camino de los otros, y, por eso, comprendiendo con el Evangelio que más vale dar que recibir, procuremos distribuir los bienes que el Señor nos presta, a bien de todos, en la certeza de que solamente así, conquistaremos, en nuestro favor, la felicidad del Sumo Bien. Seguir leyendo “Felicidad duradera”

Navegación de entradas

1 2 3 4 53 54 55
Volver arriba