Conducta afectiva

– ¿Cuál es la conducta afectiva entre las almas ennoblecidas?

– Cuanto más elevado es el grado de perfeccionamiento del alma, más reclamará de sí misma, espontáneamente, la necesaria disciplina de las energías del mundo afectivo, solamente empleándolas en el circuito de fuerzas en que se completa con el alma a la que se halla unida, o bien en la entrega a una tarea noble, a través de la cual opera la disipación de las cargas magnéticas de sus impulsos genésicos, transfiriéndolas al trabajo en que se proyectan su sensibilidad y su inteligencia. Eso sucede, en el plano físico, entre aquellos cuyo sistema psíquico ya se alejó suficientemente de las emociones vulgares, ligándose, en complementación ideal fluídica, con las almas hermanas unidas en matrimonio.

Leer másConducta afectiva

Decisión

Somos exigidos constantemente por problemas y circunstancias de la vida a esforzar nuestra voluntad. Aunque dispongamos de muchas formas para tomar una actitud determinada o desarrollar una cierta acción, casi invariablemente estamos obligados a optar por un solo camino para expresar los proyectos que han de construir nuestro destino realmente avanzando paso a paso.

Necesitando caminar mil leguas, sólo adelantaremos. De ahí la importancia de la existencia terrena, temporaria y limitada en distintos aspectos, más rica y promisoria como oportunidades que nos facultan a automatizar el bien en nosotros mismos, mediante la posibilidad de ser buenos y útiles para con los demás.

Leer másDecisión

Diez maneras de amarnos a nosotros mismos

1 – Disciplinar los propios impulsos.

2 – Trabajar, cada día, produciendo lo mejor que podemos.

3 – Atender los buenos consejos que trazamos para los otros.

4 – Aceptar sin rebeldía la crítica y la reprobación.

5 – Olvidar las faltas ajenas sin disculpar las nuestras.

6 – Evitar las conversaciones inútiles.

7 – Recibir en el sufrimiento el proceso de nuestra educación.

Leer másDiez maneras de amarnos a nosotros mismos

Ante los pequeñuelos

El niño es una edificación espiritual de los responsables por él. No existe niño –ni uno solo- que no solicite amor y auxilio, educación y entendimiento. Cada pequeñuelo, aunque sea, por lo general, un espíritu adulto, trae el cerebro extremadamente sensible por el hecho de estar recomenzando el trabajo de la reencarnación, tornándose, por eso mismo, un observador riguroso de todo lo que usted habla o hace.

La mente infantil nos dará de vuelta, en el futuro, todo aquello que le demos ahora. Todo niño es un mundo espiritual en construcción o reconstrucción, solicitando material digno a fin de consolidarse.

Ayude a los niños de hoy a pensar con acierto dialogando con ellos, dentro de las normas de respeto y sinceridad que usted espera de los otros, con relación a usted.

Leer másAnte los pequeñuelos

Contrastes

Existen contrastes que expresan desigualdades. Muchos son los seres encarnados que desean huir de la vida humana; sin embargo, las filas de la reencarnación congregan millones de candidatos ansiosos por volver a nacer…

Legiones de trabajadores desdeñan el trabajo; no obstante, hay siempre multitudes de desempleados en busca de ocupación…

Numerosos alumnos son negligentes con sus estudios; aún así son incontables los jóvenes que no tienen oportunidad de acceder a las casas de estudio, aunque lo deseen fervientemente…

Leer másContrastes

Concepción de la justicia Divina

La tierra es una valiosa arena de servicio espiritual, un filtro donde el alma se purifica poco a poco en el curso de los milenios, adquiriendo cualidades divinas para la ascensión a la gloria celeste. La salvación solo es importante para aquellos que desean salvarse.

El alma, combatida por las pruebas que le imponen el dolor de fuera hacia dentro, se refunde, poco a poco, tranquilizándose hasta abrazar, por fin, la responsabilidad que creó para sí misma. El infierno, puede ser definido como un vasto campo de desequilibrio, establecido por la maldad calculada, nacida de la ceguera voluntaria y de la perversidad completa, donde viven Espíritus que se bestializaron, fijándose en la crueldad y en el egocentrismo.

El espíritu indisolublemente está unido a sus obras, sus actos tejen alas de liberación o de cadenas de cautiverio, para su victoria o su derrota. A nadie debemos nuestro destino, sino a nosotros mismos. Nadie avanza hacia el frente sin pagar las deudas que contrajo. El Cielo representa una conquista, pero no una imposición. Somos espíritus endeudados, con la obligación de darlo todo a favor de nuestra propia renovación.

Leer másConcepción de la justicia Divina

Contigo mismo

Amigo mío, protestas contra las dificultades del mundo, ¿pero has pensado ya acerca de las facilidades que tienes en las manos?

Observemos. Contribuyes dentro del plazo establecido, para librarte de la multa legal, con una significativa tasa por el consumo de luz y energía eléctrica; aun así, la usina solar que te suministra claridad, calor y vida, por lo general ni siquiera es identificada por tu memoria…

Saldas periódicamente abultadas cuentas relacionadas con el gasto de agua corriente; no obstante ni te acuerdas del agua gratuita de las lluvias y los manantiales que enriquecen tus días.

Leer másContigo mismo

Plan de trabajo

André Luiz

Si ese o aquel plan de trabajo está incubado en su pensamiento, ahora es el momento de comenzar a realizarlo.

Si deseas hacer alguna buena acción, es el momento de realizarlo.

Este día es un regalo de Dios, en nuestro auxilio; de nosotros depende aquello que vayamos a hacer con él.

Muestre un poco más de serenidad en los instantes de crisis y usted se transformará en el apoyo providencial de mucha gente.

Leer másPlan de trabajo

No interrumpir

André Luiz

Usted dice que no tiene dinero para socorrer a los necesitados, pero dispone de tiempo para ayudar de algún modo.

Usted afirma que no tiene bastante salud para alentar esa o aquella tarea en el bien de los otros, pero dispone de tiempo que le faculta ofrecer migajas de gentileza en el amparo a los semejantes.

No interrumpa sus pasos, en el servicio del bien, porque justamente en la ejecución de sus propios encargos, los Mensajeros de Dios encontrarán los medios de traerle a usted el socorro preciso.

Leer másNo interrumpir