Alegría

Alegría es el cántico de las horas con que Dios te acaricia el paisaje en el mundo.

En todas partes, brotan flores por sonrisas de la naturaleza y el viento peina la cabellera del campo con música de cuna.

El agua de la fuente es cariño fundido en el corazón de la tierra y el propio grano de arena, inundado de sol, es mensaje de alegría hablándote desde el suelo.

No permitas, así, que tu dificultad se haga tristeza entorpecedora en los otros.

Leer másAlegría

La unión

Observemos la síntesis grandiosa que la naturaleza nos ofrece, bajo la forma de la sabia lección que se reporta a las leyes de los esfuerzos en conjunto.

En el Cosmos Grandioso, donde centellean millones de cuerpos celestes, también hace sentir la sublimidad de esta ley. Pues vemos que, en el cortejo inmenso de los astros, existen la armonía en todas las trayectorias.

Bastaría un solo cuerpo celeste, por pequeño que fuese, no cooperar en el conjunto, para que cataclismos de grandes proporciones sucediera como resultado.

Las leyes magnéticas de atracción y repulsión precisan estar en perfecta conjunción de esfuerzos para haber el equilibrio.

Leer másLa unión

Reforma íntima

Meimei

Reforma íntima: dos palabras que reúnen numerosas llamadas a la sublimación espiritual.

Solo el amor atraviesa las paredes compactas de la cárcel en que la ignorancia aguijonea la penuria de espíritu, conduciendo a los antros sombríos de nuestros débitos, la santificante claridad de la liberación.

Enséñame, Señor, a comprender la armonía con que distribuiste sabiamente los colores en los cuadros de la naturaleza, en el orbe que nos prestaste para vivir.

No menosprecies la migaja de amor que te puede marcar el concurso en el servicio del bien.

Leer másReforma íntima

La lluvia

El día estaba claro y soleado. El barrio era tranquilo, casi sin movimiento, y los niños acostumbraban a jugar con los vecinos en la calle. Ese día, Toninho, de seis años, invitó a sus amiguitos para jugar al balón en la calle. Estaban así entretenidos con el juego, cuando el tiempo comenzó a cerrar. Pesadas nubes fueron surgiendo en el horizonte, avanzando siempre, hasta que el Sol desapareció por completo. Todo quedó oscuro. ¡Parecía de noche!. No tardó mucho, y gruesas gotas de lluvia comenzaron a caer. Los rayos rascaban el cielo, seguidos por truenos ensordecedores.

Los chicos se abrigaron en el balcón de la casa de Toninho, esperando que la lluvia parara para poder volver al juego. Mientras eso, ellos hablaban intercambiando ideas sobre la escuela, cuando comenzaron a discutir. Era común que eso pasara, porque Toninho, orgulloso, le gustaba sobresalir a los demás, creyendo que era el más experto, el más inteligente y el más capaz. Media hora después, el aguacero había cesado y los niños se preparaban para volver al juego, aún con la calle mojada, cuando comenzaron a oír un ruido diferente, como si piedras estuvieran cayendo sobre el tejado.

Leer másLa lluvia

Para ayudar

Meimei

Para ayudar en la extinción de la oscuridad de espíritu, nadie te pide espectáculos de grandeza. Basta que te dispongas a extender esa o aquella migaja de amor en un rayo de luz.

Cuando tengas que sanar algún momento de tristeza, piensa en las horas de felicidad y esperanza que te alimentan los días.

Cuando tengas que atravesar alguna dificultad en el mundo, suma las bendiciones que ya posees y sentirás el corazón sumergido en el océano sin fin de la bondad de Dios.

Leer másPara ayudar

Orientación

Meimei

Pides orientación para las tareas que te caben.

Comencemos por la primera de todas: la construcción de la bondad y de la simpatía para con los otros.

Donde estés, habitúate a comprender y a disculpar.

Es verdad que sufres en el camino que la vida te dio a recorrer, entretanto, muchos de aquellos que te rodean soportan tribulaciones más graves que las tuyas.

¡Señor! …

Leer másOrientación

Jesús espera

Meimei

Al pie de cada corazón desventurado, Jesús nos espera en silencio.

Disgustos en familia aparecen, creándote problemas…

Cuenta los días de júbilo y seguridad que el hogar te concedió, y percibirás que los contratiempos de hoy son leves nubes que la fuerza del tiempo deshará.

Sonríe, trabajando y aprendiendo, auxiliando y amando siempre.

Leer másJesús espera

Desafectos

Meimei

Desafectos acostumbran a surgir, con todo, cada corazón verdaderamente amigo vale mucho más que la multitud de los adversarios.

Cada lágrima que se vierte o que se ve está rodeada por millones de sonrisas.

En determinadas ocasiones, crisis y conflictos explotan en el camino, pero, las horas de tranquilidad y esperanza, regocijo y belleza son innumerables en el curso de cada existencia.

Leer másDesafectos

Acepta

Meimei

Acepta la bendición de entender y la felicidad de trabajar.

Y sigue adelante para amar, auxiliar, construir y comprender, porque Dios espera por ti.

Escucha la esperanza, en el silencio de la propia alma, a hablarte de futuro y de amor, de bellezas y eternidad y transforma la bendición de las horas en riqueza de trabajo.

Leer másAcepta