Las maravillas del mundo

Un grupo de estudiantes de geografía estudiaba sobre las siete maravillas del mundo. Al final de la clase, se les pidió que hicieran una lista de lo que pensaban que se consideraban las siete maravillas actuales del mundo. Aunque con cierto desacuerdo, la votación giró en torno a las Pirámides de Egipto, el Taj Mahal, el Gran Cañón, el Canal de Panamá, el Empire State Building, la Basílica de San Pedro y la Gran Muralla China.

Al recoger los votos, el maestro observó que una alumna estaba muy callada y que ni siquiera aún había dado vuelta a su hoja. Intrigado, le preguntó si estaba teniendo problemas con su lista. Sí, respondió ella. No puedo hacer mi lista porque hay muchas maravillas en el mundo.

Leer másLas maravillas del mundo

Obsesión y desobsesión

“(…) Los que ocasionan perturbaciones no se encuentran solamente en medio de ellas (de las Sociedades y de las reuniones), sino también en el mundo invisible. Así como hay Espíritus protectores de las asociaciones, de las ciudades y de los pueblos, los Espíritus malhechores se unen a los grupos, del mismo modo que los Individuos. Se unen, primeramente, a los más débiles, a los más accesibles, procurando hacerlos sus Instrumentos y gradualmente van envolviendo los conjuntos, por eso es que tanto más placer maligno experimentan, cuanto mayor es el número de los que caen bajo el yugo.

(El Libro de los Médiums, Allan Kardec, ítem 340.)

Leer másObsesión y desobsesión

Riqueza y pobreza

¿Cuál es la solución para las dramáticas diferencias económicas y sociales que asolan nuestro planeta?

En nuestro mundo Tierra las desigualdades sociales y el desigual reparto de la riqueza son evidentes. Al lado del lujo más desmedido coexisten situaciones de miseria y marginalidad. Incluso en las sociedades desarrolladas, y aun en el seno de los países más prósperos e industriales, existen grandes bolsas de pobreza, por lo que podemos afirmar que ésta no es patrimonio exclusivo de las culturas o estados subdesarrollados. Como tampoco las élites más ricas y poderosas existen sólo en los países más poderosos, ya que en cualquier país subdesarrollado existen minorías que nadan en la abundancia. Es más, cuanto más deprimente es el estado de desarrollo de un país, y más hambre pasa el pueblo llano, más lujo y ostentación detentan las minorías dirigentes, en un contraste brutal que repugna a la razón y al buen sentido. Muchos estados del sureste asiático son ejemplo de ello, popularizando la frase «lujo asiático» para describir la ostentación de las riquezas en grado superlativo. Tengamos muy en cuenta, tal como nos demuestra la Ciencia Espirita, que la desigualdad de las condiciones sociales es obra del hombre, y no Dios.

Leer másRiqueza y pobreza

Reflexiones sobre el día de los Finados

¿Cuál será el origen de la cultura de consagrar un día en homenaje a los “muertos”? ¿Cuál es el significado de la palabra “finados”? ¿Será necesario ir a los cementerios para honrar la memoria de los que volvieron a la Patria Espiritual? ¿Y cuál es la mejor diferencia que les podemos prestar?

De acuerdo con algunos investigadores, el día consagrado a los muertos se originó en los antiguos pueblos galos, los cuales, conocedores de la indestructibilidad del ser, honraban a los Espíritus y no a los cadáveres como, equivocadamente, se hace en la actualidad. El culto al día de los muertos es una tradición mundial, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, constituyendo, como se lee en la respuesta a la pregunta 329 de El libro de los Espíritus (FEB Editora) un fuerte indicio de la inmortalidad del alma, aceptada intuitivamente por el hombre. (1) Finado es el participio pasado del verbo “finar”, que significa el individuo que murió, finó, falleció, término que se plasmó en la cultura adoptada por los pueblos de las más diversas religiones, práctica esa que estuvo muy unida, en la Antigüedad, a los cultos agrarios o de la fertilidad: se creía que los muertos, como las semillas, eran enterrados con vistas a la resurrección (nuevo nacimiento).

Leer másReflexiones sobre el día de los Finados

La victoria aparente del mal

Las manifestaciones de violencia física y moral, tales como asesinatos, secuestros, corrupción, deshonestidad administrativa del bien común, manifestaciones y odio, de fanatismo y de preconceptos, que asolan el mundo actual, nos inducen a creer que el mal va a peor… Pero, en realidad, su recrudecimiento es señal de su desespero y su victoria es aparente. Las investidas del mal no escapan de la dialéctica que regula el proceso evolutivo de la Naturaleza. Cada manifestación suya trae implícita la propuesta de medidas para sanear sus efectos deletéreos. De esa forma, el mal practicado por el hombre va forzando su propia transformación, pues, como Espíritu inmortal y sometido a la ley de causa y efecto, recoge los frutos de su mala siembra como medida correctiva.

Leer másLa victoria aparente del mal

Situaciones obsesivas

Las situaciones, generalmente, no presentan gravedad y pueden ser tratadas relativamente fácil a través de la metodología espírita. Sólo en un número pequeño de casos hay factores que predisponen a la degeneración del proceso, culminando en subyugación o fascinación. En las obsesiones más graves, casi siempre se encuentran situaciones donde el enfermo tiene un alto índice de endeudamiento frente a las leyes de Dios. En esos casos, se percibe todavía la presencia marcada, ostensible, de un Espíritu obsesor y de circunstancias morales en el paciente que facilitan la evolución del estado mórbido.

Leer másSituaciones obsesivas

Tus manos cabían dentro de las mías

Cuando tus manos todavía cabían dentro de las mías y en un abrazo yo te hacía desaparecer, el ventarrón pasaba rápido y enfurecido, y como un árbol enraizado, nada nos hacía movernos.

Cuando tus sueños aún cabían dentro de los míos y una docena y media eran los habitantes de la Tierra, no se perdió un solo día de sonrisa y de mi rostro siempre tenías la expresión más sincera.

Leer másTus manos cabían dentro de las mías

La precipitación

La vida moderna se caracteriza por la prisa. Los recursos tecnológicos permiten que las personas que se encuentren lejos intercambien mensajes de forma instantánea. La Internet posibilita la circulación de informaciones con una rapidez vertiginosa. Si algo relevante acontece en un determinado país, en instantes eso puede ser llevado a conocimiento de los habitantes del otro lado del globo.

El dinero circula con gran facilidad en las bolsas de valores de todo el planeta. En el plano empresarial, el tiempo es dinero. Decisiones importantes, con frecuencia, deben ser tomadas con prontitud y presteza. Esa prisa a su vez contamina las relaciones personales. Relaciones empiezan y terminan a una velocidad impensable desde hace algún tiempo. Las personas se permiten intimidades tan pronto se conocen. Pero igualmente tienen prisa de seguir adelante, al menor vestigio de incompatibilidad. Eso logra banalizar, de cierta manera, el contacto humano. Se olvida que él no es una inversión financiera o una transacción a ser concluida.

Leer másLa precipitación

Sintonía

En ciertos momentos, la literatura Espirita contemporánea menciona el termino FRECUENCIA, conectando el entendimiento de varios pasajes (1-9). A partir de este hecho, se considera de gran importancia su comprensión, tanto que varias explicaciones ya fueron dadas en este sentido (2,9).

La existencia de vibración (o sea, una determinada FRECUENCIA- véase Revista Ser Espirita, nº 2 (9), tanto en la materia como en el transcurso de este energía, (1) proporciona explorar otro concepto importante para la vida, tanto material como espiritual, la SINTONÍA. Inicialmente como la ciencia y la literatura ven este término…

Leer másSintonía

Miedo de la muerte

Entienda el proceso de desencarnación

Es común oír alguien decir que tiene miedo de la muerte. Desde tiempos remotos hasta los días actuales, el miedo a la muerte es aún rotulado como el origen y la evolución de todos los demás miedos. Según la Doctrina Espirita, esta es una energía que escogemos y usamos en nuestras realidades, como una energía poderosa, una reacción emocional y mental delante de lo desconocido, de la inseguridad ante el futuro.

La Doctrina esclarece aunque la desencarnación es la transferencia de un plano a otro, el retorno para la verdadera vida que proporciona la continuidad de la evolución moral e intelectual que todos precisamos alcanzar.

Leer másMiedo de la muerte

La paz comienza en nuestro interior

La revista Selecciones, de marzo de 1947, trae una pequeña historia bastante interesante. Se trata de la señora Ann Grace, que vive en una pequeña ciudad norteamericana. Cuenta la señora Ann que, durante muchos años, veía a los niños del vecindario jugando de soldados y bandidos; jugar a la guerra, como muchos chicos suelen hacer en nuestros días.

Ella tuvo la oportunidad de ver a esa generación crecer e ir a la Guerra. Y las voces y gritos de comando, que antes eran un juego, se convirtieron para ellos en una sangrienta realidad. Ahora la orden :»¡estás herido! ¡Ríndete!» Era de verdad. Pero, un cierto día cuando algunos chicos invadieron su jardín, persiguiéndose con sus ametralladoras de juguete, la Sra. Ann Grace, ya con 68 años de edad, los llamó y pidió que se le acercaran. Y cuando todos los niños se reunieron a su alrededor, les habló de la guerra, de las armas, de la locura de derramar sangre humano. Enalteció, después, a la paz y sus excelentes ventajas.

Leer másLa paz comienza en nuestro interior

Meditar… respirar

Es natural. Nuestra mente sufre sed de paz, como la tierra seca tiene necesidad de agua fría. Por ello, ven a un lugar apartado, en el país de ti mismo, a fin de reposar un poco.

Olvida las fronteras sociales, los controles domésticos, las incomprensiones de los familiares, los asuntos difíciles, los problemas inquietantes, las ideas inferiores.

Retírate de los lugares comunes a los que aún te sujetas. Concéntrate por algunos minutos en la compañía de Cristo, en el barco de tus pensamientos más puros, sobre el mar de las preocupaciones cotidianas…

Leer másMeditar… respirar