Oración

¡Señor!

Antes de agradecer, deseamos proseguir pidiendo. Invariablemente, las rogativas de la Tierra son dirigidas a Tu corazón, suplicando a favor de los que sufren. Permítenos pedirte, en este momento, por aquellos que promueven el sufrimiento. Es común que Te roguemos por los que son perseguidos, ahora deseamos suplicarte por los perseguidores. La gran mayoría pide por los que pasan hambre, y nosotros queremos rogar a Tu magnanimidad a favor de los fomentadores de la miseria.

Hay mucho dolor en el mundo y nuestro corazón se compadece de aquellos que, en su alucinación, generan todas esas desdichas que se acumulan en la psicoesfera terrestre. La violencia alcanza índices casi insoportables de dolor, y es por eso que Te suplicamos por los adeptos de la agresividad que se complacen en desencadenar los conflictos y los dolores acerbos. Seguir leyendo “Oración”

Perdonad

Hagamos una reflexión en torno a los objetivos esenciales de nuestra existencia en la Tierra, y preguntemos de manera profunda y significativa:

-¿Qué quieres que haga, Señor?

Cuando Él se apareció en las puertas de Damasco a su enemigo, su pregunta estuvo caracterizada por la ternura:

-Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Seguir leyendo “Perdonad”

En los servicios de cura

No basta rogar ayuda para sí. Es indispensable el auxilio a los otros.

No vale la revelación de humildad en la indefinida repetición de los pedidos de socorro. Es preciso no reincidir en las faltas.

No hay gran mérito en solicitar perdón diariamente. Es necesario desocupar con sinceridad las ofensas ajenas.

No hay seguridad definitiva para nosotros sí solo hacemos luz en la residencia de los vecinos. Es imprescindible encenderla en el propio corazón. Seguir leyendo “En los servicios de cura”

Directriz insuperable

La renovación de actitudes en la edificación de una nueva mentalidad requiere un inevitable cambio cultural en nuestros ambientes doctrinarios. El repudio al debate y la aversión a confrontar opiniones son expresiones de institucionalismo que aún están presentes en el psiquismo humano, muchas veces realimentado por organismos y oradores respetables.

Cuando Jesús convocó a sus discípulos al servicio del amor “les dio poder”, conforme afirma el texto de Mateo. Reeditar ese hecho es fundamental, con el fin de que logremos mejores condiciones morales al movimiento espirita. Conferir poder es propiciar respuestas, caminos, horizontes, alternativas pedagógicas para instrumentar y capacitar a alguien para alguna tarea. Seguir leyendo “Directriz insuperable”

Caminando

… La experiencia en la Tierra, en muchas ocasiones, puede ser comparada al viaje de un hombre, a través de la selva inconmensurable.

Es necesario comprender la necesidad de vigilancia para que los peligros no se conviertan en desastres y para que la expectativa no se transforme en angustia.

Encendamos la lámpara viva de la oración y caminemos, adelante, a la búsqueda de Cristo y en servicio de Él, nuestro Divino Maestro, al pie de los semejantes. Seguir leyendo “Caminando”

Mundo de regeneración

La gran noche que se abatía sobre la Tierra lentamente cede lugar al amanecer de bendiciones.

Retroceder ya no es posible.

Firmasteis, hijas e hijos del alma el compromiso con Jesús, antes de entrar en la indumentaria carnal, de servirlo con abnegación y devoción.

Prometisteis que le seríais fieles incluso que os fuese exigido el sacrificio. Seguir leyendo “Mundo de regeneración”

Comunicación de Bezerra de Menezes

¡Hermanos amigos, dedicados obreros de la siembra de Jesús!

Abrazándolos en nombre de los trabajadores del lado de acá, rogamos al Maestro Amigo bendiciones de paz para todos.

Los nuevos tiempos en transcurso en el plano físico anuncian una era de transformaciones necesarias a la implantación del proceso evolutivo del ser humano. Los dos planos de la vida se hermanan y lazos de solidaridad se estrechan, con miras a los acontecimientos previstos. Seguir leyendo “Comunicación de Bezerra de Menezes”

Jesús, sol de primera grandeza

¡Tu eres nuestro Sol! Ven a nosotros Jesús, porque si contigo nos debatimos en la aflicción y caminamos en la ignorancia, sin Ti nos sumergiremos en el caos.

Abríganos Señor, para que seamos dignos de tu inefable amor.

Espíritas del mundo aquí reunidos: tened como templo el universo, llevad a Jesús en vuestros corazones, en vuestras palabras, en vuestros actos. Sembrad la claridad inapagable de la Doctrina Espírita donde fuereis.  Dejad que ella brille por vuestro intermedio. Sois ahora mensajeros de la Luz del Mundo. Seguir leyendo “Jesús, sol de primera grandeza”

Confiémonos

…confiémonos a Jesús, actuando y bendiciendo constantemente, porque encontramos, en el Más Allá, el principio de la caridad como norma de acción.

Si quisiéramos la propia mejoría y progreso, empeñémonos hoy a transmitir a los que nos rodean, semejante llave de luz, la única que se nos muestra capaz de abrir las puertas de la Senda para lo Más Alto.

Es por eso que os reafirmamos en la condición habitual de compañero y servidor: Seguir leyendo “Confiémonos”

El verdadero Espirita

“El espirita es reconocido por el esfuerzo que hace para su transformación moral y para vencer sus tendencias hacia el mal.” – Allan Kardec

El verdadero espirita, es aquél que acepta los principios básicos de la Doctrina Espirita. Cuando se pregunta al practicante: ¿Usted es espirita? Comúnmente responde: “Lo estoy intentando”. En verdad, la respuesta debería ser sin vacilación: ¡Soy espirita! En cuanto al hecho de ser perfecto o no, al calificarnos moralmente, ese es otro asunto, que no exime el que profesa la doctrina, de ser incisivo en su respuesta. Seguir leyendo “El verdadero Espirita”

Cristo vive…

Debemos convertirnos en llamas vivas, procurando que nunca más haya obscuridad en la Tierra. Es necesario que nuestro amor se transforme en esperanza y alegría; hay tanto dolor esperando por nosotros, tantas lágrimas que enjugar, tanto sufrimiento y, además tenemos vergüenza de ser felices.

Espíritas, hijos míos, transformad las lecciones profundas de la Codificación Espírita en la directriz que os dé la seguridad para encontrar la plenitud.

Nosotros, aquellos que ya atravesamos el portal de ceniza y de lodo, de que se constituye el cuerpo, regresamos para deciros, amad la vida en todas sus expresiones, persistid en el bien y creed, porque Cristo vive. Seguir leyendo “Cristo vive…”

Problemas del mundo

En el mundo hay abundancia de oro.

Oro en el suelo, oro en el mar, oro en los cofres. Pero el oro no resuelve el problema de la miseria.

En el mundo hay abundancia de espacio.

Espacio en los continentes, espacio en las ciudades, espacio en los campos. Pero el espacio no resuelve el problema de la ambición.

En el mundo hay abundancia de cultura. Seguir leyendo “Problemas del mundo”

Como mirar edificando

Edificar es construir y construir con Jesús es trabajar en la edificación del bien en todos los matices de la verdad.

Ya es de dominio común que los ojos son ventanas por las cuales el alma encarnada observa el mundo físico, de la prisión temporal que escogió para elevarse. Al mirar para los ojos de alguien, se notará algo de admirable latir en el centro de una vida que habla, incluso en el silencio del cielo, de Dios y de Cristo. Seguir leyendo “Como mirar edificando”

Navegación de entradas

1 2 3 4 6 7 8
Volver arriba