J. Herculano Pires – Luz Espiritual

Condiciones de la niñez

J.herculano_piresLas condiciones de aprendizaje de la niñez varían en una escala progresiva, según su desenvolvimiento psicosomático. Determinar una edad-límite en que estas fases se suceden es temerario. Actualmente las escalas ontogenéticas son bastante flexibles. En el campo específico de la psicogenética se verifica una continuidad (y no una sucesión discontinua) entre la percepción y el desenvolvimiento de la representación. Por otro lado, el desenvolvimiento del lenguaje, como observa René Hubert (La Croissance Mentale) equivale al desenvolvimiento de la inteligencia. Seguir leyendo “Condiciones de la niñez”

El sectarismo desaparece a medida que se desarrolla el cristianismo

JHpiresDe los grupos primitivos al universalismo cristiano – Porción de levadura en una medida de harina – Construcción de un mundo sin barreras.

El sectarismo religioso, como todo sectarismo, no es más que un residuo de las fases primitivas de la evolución humana. Porque la humanidad se desarrolló a través de formas grupales, cerradas en sus propios sistemas, egoístas y aislacionistas. Grupos humanos como la familia, el clan, la tribu, y posteriormente las ciudades y las naciones, eran organismos que se cerraban en sí mismos, hostiles a los demás, apegados a sistemas de defensa que el instinto de conservación originaba y aguzaba. Seguir leyendo “El sectarismo desaparece a medida que se desarrolla el cristianismo”

Freud y Kardec

herculanoMuchos psicólogos y psiquiatras acusan al Espiritismo de invadir sus dominios científicos en los casos de perturbaciones mentales y psíquicas. Desconociendo la Doctrina Espírita y su historia, no saben que se ha dado exactamente lo contrario. Afirman que la Obsesión es una perturbación resultante de desequilibrios endógenos, o sea, de las propias estructuras psíquico-mentales del paciente en relación con los factores ambientales. Lo atribuyen casi todo a la constitución del paciente, a disfunciones orgánicas y particularmente cerebrales o afectivas.

El inconsciente es por lo regular la sede de todos los trastornos psíquicos. Entienden que los espíritas confunden los fantasmas imaginarios creados por manifestaciones patológicas del paciente con fantasmas reales de las más antiguas supersticiones mágicas y religiosas de la Humanidad. Consideran que el Espiritismo representa un proceso de retorno al mundo de la superstición. Seguir leyendo “Freud y Kardec”

Dolor en los animales

JHpiresEl orden de la Creación se divide en planos o instancias (filosóficamente en hipóstasis). Hay enorme distancia, como se ve en el ítem 597 de “El Libro de los Espíritus”, entre el plano animal y el plano hominal. Las plantas y los animales también sufren, como los hombres, también presentan deformaciones y lesiones, pero esas cosas son diferentes en los tres planos. La materia es la misma, pero el contenido espiritual (la esencia) es diferente. Seguir leyendo “Dolor en los animales”

El misterio del ser

J.herculano_piresLa educación dependerá del conocimiento menor o mayor que el educador posea de si mismo. Porque conocerse a si mismo será el primer paso del conocimiento del ser humano. La Humanidad es una sola. El ser humano, en todas las épocas y en todas partes, fue siempre el mismo. Su constitución física, su estructura psicológica, su consciencia son iguales en todos los seres humanos.

Esta igualdad fundamental y esencial es lo que caracteriza al hombre. Las diferencias  temperamentales, culturales, de tipología psicológica, de raza o nacionalidad, de color o de tamaño son apenas accidentales. Por esto mismo la Educación es universal y sus objetivos serán los mismos en todas las épocas y en todas las latitudes de la Tierra. Esta estandarización, que debería simplificar la educación, en la realidad la complica, porque por debajo del aspecto estándar surgen las diferencias individuales y grupales. Seguir leyendo “El misterio del ser”

Los espíritas y la biblia

herculanoLos espíritas no consideran A la Biblia como “la palabra de Dios”, sino como el punto de inicio de la Civilización Cristiana que aún se encuentra en fase de desarrollo en la Tierra. La Biblia representa la Codificación de la I Revelación del ciclo de las revelaciones cristianas. Tras ella viene El Evangelio, que es la Codificación de la II Revelación, hecha por el propio Cristo. Y tras el Evangelio tenemos El Libro de los Espíritus, seguido de los demás libros de la Codificación Espírita. En la Biblia, que es el Viejo Testamento, codificación de los libros sagrados del Judaísmo, hecha bajo la orientación de Esdras después del exilio de Babilonia, encontramos la revelación del plan de Dios para la Humanidad Terrena. Como parte central de ese plan vemos el anuncio del Mesías, que los judíos esperaban pero que no fueron capaces de reconocer cuando llegó. Seguir leyendo “Los espíritas y la biblia”

Educar y amar

herculanoEl mundo de los niños es diferente del mundo de los adultos. Es un mundo de sueños y de aspiraciones nobles. Un mundo amoroso, lleno de ternura y ansiando comprensión. Kardec escribió que los niños son espíritus que se presentan en el mundo con los vestidos de la inocencia. Espíritus maduros que se hacen pequeñitos y tiernos para poder entrar en el Reino de los Cielos. Regresan a la fuente de la vida, se renuevan en las aguas pulidas de la esperanza, recomienzan la existencia con grandes planes de trabajo delineados en lo íntimo. Son frágiles y parecen puros por que precisan atraer el amor de la gente grande. Carecen de amor e imploran cariño. Seguir leyendo “Educar y amar”

Pase de auxilio mediúmnico

paseEn las sesiones de manifestaciones de Espíritus para adoctrinamiento, el pase es empleado como auxiliar de los médiums aún en desarrollo, incapaces de controlar las manifestaciones de entidades rebeldes. La técnica espírita no es de violencia, como en las prácticas superadas del exorcismo, sino de esclarecimiento y persuasión. La ayuda fluídica al médium implicado se hace únicamente mediante la imposición de manos, sin tocar al médium.

Ciertas personas aflictas o mal iniciadas en la cuestión, tratan de sostener al médium, de agarrarlo con fuerza y sujetarlo. Esto no sirve más que para provocar la reacción de la entidad, dando lugar a un alboroto en la reunión. El médium se descontrola todavía más y la entidad se aprovecha de ello para tumultuar la sesión. Seguir leyendo “Pase de auxilio mediúmnico”

El hombre nuevo

JHpiresPara construir un mundo nuevo necesitamos de un hombre nuevo. El mundo está lleno de errores e injusticias porque es la suma de los errores e injusticias de los hombres. Todos sabemos que tenemos que morir, pero sólo nos preocupamos con la vida pasajera de la Tierra. Por eso, la humanidad desencarnada que nos rodea sufre y es aún más miserable que la encarnada a la que pertenecemos.

“Las filas de enfermos que yo atendía en la vida terrena – dice el mensaje de un espíritu – continúan en este lado”. Mucha gente se extraña que en las sesiones espíritas se manifiesten tantos espíritus sufrientes. Seguir leyendo “El hombre nuevo”

Los medios de fuga

herculanoLa prueba de que el hombre sabe, intuitivamente, que la muerte no es el fin de su ser, de su personalidad y tampoco de su existencia, está en la procura desesperada de los medios de fuga a los cuales se entrega de oídos sordos a todas las advertencias. El no quiere morir, aún cuando se tire del décimo piso de un edificio sobre la calzada.

Solo quiere huir, escapar de cualquier manera a la presión de un mundo que nada más le ofrece que opresión, crímenes, atrocidades de toda especie. Mario Mariani, en La Casa del Hombre, considera la casa como una jaula de que la fiera humana lucha por evadirse. Es allá dentro de la jaula, en la casa que debería ser un rincón de paz, que los roces familiares y las preocupaciones de la incertidumbre y de la inseguridad del mundo convulsionado, como también las injusticias brutales de la estructura social, pesan aplastadoramente sobre él. Sus nervios van cediendo al martillar incesante de las preocupaciones, al gemido lejano de los torturados por los verdugos, de esta lepra moral que se ha esparcido por todo el planeta después de la última guerra mundial – la tortura. Seguir leyendo “Los medios de fuga”

Disciplina fraternal

JHpiresEl problema de la disciplina en el Centro Espírita es de los más delicados y debe ser encarado entre las coordenadas del orden y de la tolerancia. No se puede establecer y mantener en el Centro una disciplina rígida, de tipo militar. El Centro es, más allá de todo lo hasta aquí considerado, un instrumento coordinador de las actividades espirituales. En el esquema de sus sesiones teóricas y prácticas la cuestión del horario es imperiosa, pero no debe sobreponerse a las exigencias del amor fraterno. No es justo dejar fuera de la sesión a compañeros colaboradores o necesitados porque llegaron unos minutos atrasados. Seguir leyendo “Disciplina fraternal”

Del archivo de Emmanuel

herculanoEstábamos de viaje por lejos del hogar, cuando un grupo de hermanos surgió a nuestro encuentro. Compañeros en prueba de dificultades. Solicitaban algunos momentos de oración. Mientras tanto, la conducción nos esperaba para tareas distantes. Aún así, oramos por algunos minutos rápidos y buscamos instrucciones en el Evangelio Según el Espiritismo. Abierto el libro, el ítem 12 capítulo V nos invitaba a la meditación y al intercambio de ideas, lo que hicimos en la pequeña franja de tiempo de que disponíamos.

No teníamos oportunidad para la psicografía, pero nuestro amigo Emmanuel nos permitió retirar al acaso, del archivo de comunicaciones, un mensaje recibido hacia tiempo. Y esa fue la página que nuestro benefactor espiritual titulo por Bendiciones Ocultas. Seguir leyendo “Del archivo de Emmanuel”

Los mundos muertos

JHpiresEl problema de los “mundos muertos” viene preocupando a algunos lectores que nos preguntan: “¿Cómo explica el Espiritismo la existencia de esos mundos que no sirven para nada?”

El Espiritismo considera el Universo como un sistema, una especie de organismo vivo, constituido de materia y espíritu en constante interacción. Los mundos se mueven en el espacio infinito según leyes precisas, que permite a los astronautas viajar de un mundo hacia otro. El número de mundos vivos, dotados no sólo de vida vegetal y animal, sino también de vida humana, es mayor del que podemos imaginar. Pero entre los mundos vivos existen los mundos muertos, de apariencia sólo mineral. ¿Para qué sirven esos mundos vacíos? Consulte el lector el capítulo del “Libro de los Espíritus” intitulado “Mundos Transitorios”, que comienza en el Nº 234, y tendrá la respuesta que nos pide.  Seguir leyendo “Los mundos muertos”

El sentido de la vida

herculano¿Por qué y para qué vivimos? La respuesta a esta pregunta es de gran importancia para comprender el problema de la obsesión. Según el Espiritismo, vivimos para desarrollar los potenciales psíquicos de que todos estamos dotados. Nuestra existencia terrena tiene por finalidad la trascendencia, o sea, la superación constante de nuestra condición humana. Desde el nacimiento hasta nuestro último día pasamos por las experiencias que desarrollan nuestras aptitudes innatas, en todos los sentidos. El niño recién nacido crece día a día, desarrolla su organismo, aprende a comunicarse con los demás, a hablar y a razonar, a querer y a actuar para conseguir lo que quiere. Trasciende la condición en que nació y pasa a fases superiores de la infancia, entrando más tarde en la adolescencia y después en la juventud, en la edad madura y en la vejez. Seguir leyendo “El sentido de la vida”

Educación familiar

JHpires¿Pero no seria lo correcto que dejáramos este problema para el ámbito familiar?

Si. El Libro de los Espíritus preceptúa que es este el deber de los padres, misión sagrada de que tendrán que dar cuentas, ¿no parece claro que solo a ellos les competa la tarea? Este precepto consta en el ítem 385 del libro básico. Mas en el ítem 383 encontramos lo siguiente: Encarnándose el Espíritu con el fin de perfeccionarse, será más accesible, durante este tiempo (la infancia) a las impresiones que recibe y que pueden ayudarlo en su adelantamiento, para lo cual deben contribuir quienes están encargados de su educación. Seguir leyendo “Educación familiar”

Navegación de entradas

1 2 3 4 5
Volver arriba