Heridas y cicatrices de la infancia

DiHa sido establecido a través de la cultura de los tiempos, que la infancia es el periodo más feliz de la existencia humana, exactamente por la falta de discernimiento de los niños, y en razón de sus aspiraciones que no pasan de deseos de lo desconocido, de necesidades inmediatas, de ignorancia de la realidad. Sus diversiones son legítimas, porque a ellos se entrega en totalidad, sin ningún esfuerzo, gracias a la imaginación creadora que lo transporta para ese mundo subyacente de creer en aquello que le parece.

No estando la personalidad aun formada, no hay disociación entre lo que es existencia real y aquello que solamente se fundamenta en la experiencia mental. El niño atraviesa ese periodo psicológicamente feliz, sin saber, con las excepciones comprensibles de casos especiales, porque tampoco sabe lo que es la felicidad. Solo más tarde, en la edad adulta es cuando, recordando los años infantiles, constata su valor y puede tener dimensión de los acontecimientos y placeres.

Leer másHeridas y cicatrices de la infancia

Caridad difícil

joannaProporcionas el abrigo y envuelves el cuerpo transido de frío, derramando sobre el corazón la linfa de la tranquilidad que nace de la Caridad, al desprovisto de ropa.

Ofreces el pan generoso y el agua fresca, y sientes el júbilo interior que brota en la fuente sublime de la caridad al hambriento y al que sufre de sed.

Favoreces con la distribución del dinero y participas de la emoción que fluye de la Caridad al necesitado.

Compartes la piedad y armonizas la conciencia ante la Caridad indispensable para con el afligido moralmente.

Leer másCaridad difícil

Bendice con alegría

Divaldo#1Bendice con alegría cada oportunidad evolutiva. El dolor enfrentado con resignación disminuye de intensidad, tanto como soportado en silencio pasa con más rapidez.

Nunca te alcanzan los sufrimientos que no merezcas, así como no pasarás por la Tierra, en régimen de excepción, sin enfrentarlos.

Las Leyes de Dios son iguales para todos. Sustituyendo el amor que escasea, el dolor es la maestra que impulsa el avance.

***

Las lesiones del alma son más mortificadoras.

Leer másBendice con alegría

Serenidad

divaldo-francoEl buen ciudadano no puede ni debe abdicar de la serenidad en cualquier situación en que se vea expuesto. Dejarse dominar por las secretas pasiones del ego es un comportamiento peligroso, porque ellas lo ciegan, le quitan el discernimiento y lo precipitan a situaciones embarazosas. La serenidad demuestra seguridad personal, consciente de la actitud y confianza en el bien.

Normalmente, en los momentos de crisis, se encienden incendios voraces y llamas inesperadas que como devoradoras surgen por todos sitios, dificultando el entendimiento del hecho y precipitando conductas lamentables. La verdad es falseada, suposiciones malévolas son transformadas en acusaciones insensatas y la decisión es siempre infeliz, porque está basada en ideas preconcebidas.

Leer másSerenidad

Mecanismos conflictivos

DIEn los mecanismos del comportamiento humano hay un destaque especial para el placer, que es parte del proceso de la evolución. La búsqueda del placer, nunca esta demás insistir en el asunto, constituye estimulo vigoroso para la lucha. Cara a eso, cuando algo inesperado y desagradable acontece, las personas afirman que no tienen ninguna razón para vivir, solamente porque un problema, que tal vez les madure más, despertándolas para otra realidad, les ocurrió, tiznándoles la capacidad de discernimiento para la elección entre lo verdadero y lo falso.

Normalmente se establece que vida feliz es aquella que presenta las criaturas sonrientes, bien dispuestas, con expresiones donairosa, destacadas en el grupo social, pero que, más allá de la máscara agarrada en la cara, conducen sufrimientos, inseguridades, incertezas sobre sí mismas y aquellas que están a su alrededor.

Leer másMecanismos conflictivos

La búsqueda de la realización

joanaLa infancia, constructora de la vida psicológica del ser humano, debe ser vivida con amor y en clima de armonía, a fin de modelarlo para todos los futuros días de la jornada terrestre. Las señales de las vivencias se esculpen en el inconsciente con vigor, pasando a escribir páginas que no se apagan, casi siempre reviviendo los episodios que desencadenan los comportamientos en los varios periodos por donde transita. Cuando son agradables las impresiones consecuentes de los momentos felices, pasan a ser parte de la auto realización, contribuyendo poderosamente para el despertar del Sí profundo, que vence las barreras impeditivas colocadas por el ego. Cuando negativas, perturban el desarrollo de los valores éticos y de comportamiento, generando patologías psicológicas avasalladoras, que se expresan mediante un ego dominar, violento, agresivo, o débil, pusilánime, dudoso, pesimista, depresivo. Esas marcas son casi que imposibles de ser apagadas en el inconsciente actual, como pasaría con la conmoción provocada por una presión o golpe bajo una superficie delicada que, por más que sea corregida, siempre permanece, incluso siendo poco perceptible.

Leer másLa búsqueda de la realización

Vida feliz

JoannaLos ingredientes que excitan la mente, el cuerpo, la emoción, deber ser evitados por ti.

Las melodías suaves, en la buena música, armonizan, mientras otras, programadas para la lujuria y la violencia, alborotan, alterando el ritmo nervioso.

Las lecturas edificantes instruyen y educan, de la misma forma que las extravagantes y sensuales corrompen y alteran la escala de valores morales para peor.

Leer másVida feliz

Tu experiencia es un valor

divaldo-francoCamino recorrido, camino conocido.

Frente a tal conquista, descubres que hay una gran distancia entre la teoría y la práctica.

Medita más, antes de actuar, tomando decisiones tranquilas y alentadoras. Cuando actúas por impulso, estás sujeto a errores graves.

Hay acontecimientos que suceden en el momento propio, no obstante, es el hombre sabio quien establece la hora para las realizaciones superiores.

Leer másTu experiencia es un valor

Dualidad del bien y del mal

JoannaAngelisUn viejo koan Zen-Budista narra que un hombre muy avaricioso recibió, oportunamente, la visita de un maestro. El sabio, después de saludarlo, le pregunto:

– ¿Si cerrara mi mano para siempre, no abriéndola nunca, que pasaría?
El avaro le respondió sin titubear:
– Se deformaría. Muy bien, continúo el interlocutor:
– ¿Y si la abriese para siempre, como la verías?
-Igualmente deformada- respondió el anfitrión.
El hombre noble concluyo, informándolo:
-Si entendiste esto, serás un rico feliz.

Leer másDualidad del bien y del mal

El yo y la ilusión

JoannaLa trayectoria de predominancia del ego en el ser es larga. El descubrimiento del yo profundo, del ser real, de la individuación es, por consecuencia, más difícil, más sacrificado, exigiendo todo el esfuerzo y dedicación para ser lograda.

Viviendo en un mundo físico, en el cual la ilusión de la forma confunde la realidad, lo que parece tiene predominio sobre lo que es, lo visible y lo temporal dominan los sentidos, en detrimento del no visible y del atemporal, emparejando el ser a la proyección, con prejuicio para lo que es real, y es comprensible que haya engaño en la elección del total en detrimento de lo incompleto.

Leer másEl yo y la ilusión

Compadécete

DICompadécete de los débiles.

Dales una mano amiga en cualquier situación.

Más allá de la fragilidad orgánica, son tímidos y dependientes, reconociendo la deficiencia de energías.

Ayúdalos con una sonrisa afable de compañerismo, con una promesa de silencioso apoyo, mediante un gesto que les de seguridad.

Colócate en el lugar de ellos y haz, en su favor, lo que te gustaría recibir, estando en su situación.

Leer másCompadécete

Se gentil y bondadoso

DiSe gentil y bondadoso, sin tornarte servil.

La humildad es una virtud noble que no convive con las situaciones fuertes.

Integra, enriquece al hombre de valores espirituales, que lo tornan fuerte, en su aparente debilidad y poderoso en su pobreza.

Sócrates, Cristo y Gandhi son los ejemplos máximos de la humildad y los exponentes más bellos de la evolución.

Abatidos por homicidas locos, prefirieron morir a ceder, permaneciendo inmortales en su gran victoria.

Leer másSe gentil y bondadoso