Pensamientos

El amor, para ser verdadero y trascendente, ha de ser completamente espiritual; entonces adquiere la cualidad de puro.

El libro de la ciencia está cerrado para el hombre. Solamente lo puede abrir con el estudio, el trabajo y la fe. Por el contrario, el libro del sentimiento lo tiene abierto en todo momento. Su deber es desarrollarlo. No he de sentarme a esperar que la fe venga a mí, como una fuerte y maravillosa sensación. Yo debo ir a tomarla en la palabra de Dios, donde Él la guardó para mí.

Seguir leyendo “Pensamientos”

En todos los puntos de la tierra estamos nosotros realizando fenómenos extraños y curaciones maravillosas

-Buenas noches. La Luz inapreciable de Dios ilumine nuestras obtusas inteligencias.

Vamos a dar unas ideas breves para no hacernos molestos ni distraer inútilmente vuestra preciosa atención. Los que lleváis grabado en el alma el conocimiento de la Ley espírita, esa Ciencia que constituye la comunicación de los espíritus, sus situaciones, estados de progreso, etc, es muy natural, lógico y santo que os mueva el deseo de estudiar y profundizar en lo que hasta ahora se considera casi imposible como es el análisis de las Leyes que constituyen la Creación Divina.

Todos los que anhelan estos conocimientos son dignos de Dios porque demuestran su inquietud y su admiración ante realización tan portentosa. Por toda la superficie de vuestro planeta existen legiones de sabios y estudiosos investigadores que van tras de percibir el más insignificante caso de comunicación o manifestación espírita. Seguir leyendo “En todos los puntos de la tierra estamos nosotros realizando fenómenos extraños y curaciones maravillosas”

Todo en la creación eleva su plegaria bendita a Dios, su creador

La paz de Dios reine entre vosotros, queridos hermanos. Blanca y pura es la luz de los cielos; santas son las plegarias, santo es todo lo que emana de la creación: luces, armonías, plegarias, bellos pensamientos, amores profundos; todo es bello, excelso y bendito. La pureza de la azucena exhalando su olor bendito, canta holocausto a la grandeza de Dios.

Las flores, con sus variedades de colores, perfumes, armonía y líneas bellísimas y correctas, cantan plegaria y acatamiento al Sumo Hacedor. Los cielos reflejándose en los mares, las olas con su trabajo incesante, las corrientes oceánicas combinando las sales y yodos para dar más vida y vigor a las especies que albergan, manifiestan la ciencia y la omnipotencia del Sumo Hacedor. Seguir leyendo “Todo en la creación eleva su plegaria bendita a Dios, su creador”

Como deben conducirse las esposas

Buenas tardes: Dios nos bendiga a todos, hermanas y hermanos. Os doy la bienvenida a todos y muy especialmente a vosotras, porque siempre la presencia femenina adorna el ambiente, anima el espíritu, mueve el sentimiento y afirma la hermandad y la armonía que debe reinar en estas reuniones.

Todo es consecuencia de que en vuestras almas anida la virtud y la tolerancia para las faltas de los demás. Casi siempre sois protagonistas de hechos que dejan rasgos de luminosidad, aunque en ellos actúe alguna presión egoísta que está muy justificada por vuestra sensibilidad de esposas y madres que desean lo mejor para ellos. Hagamos un parangón de estos rasgos que distinguen a la mujer, con una singular planta:

Nace una bella, fragante y vigorosa planta, que es el sentimiento. Al crecer, empieza a ramificarse, que son las irradiaciones que el sentimiento emite por doquier. En el final de las ramificaciones comienza a formarse una flor. Seguir leyendo “Como deben conducirse las esposas”

La libertad

El alcance posible de la vida, el ser realizándose por la conciencia crítica, observando, interactuando, participando, siendo el mismo. Al alma percibiendo, imaginando, haciendo esfuerzos, ingresando en la academia del conocimiento, de la sabiduría. El silencio, la frecuencia espiritual, el mensaje latente, la sensibilidad para alcanzar la eternidad. La escolaridad de la tierra, los contactos, la interacción, las dificultades, las pruebas, lo aprendido, las valoraciones, la forja del dolor, la transformación moral. El estudio, la pesquisa, la disciplina, el vencer el analfabetismo, el miedo, lo desconocido, el ser haciendo identidad. La verdad, los caminos tortuosos, las experiencias, los llamamientos, el material y lo espiritual, la calidad y la cantidad, la visión mayor de la vida. La caridad, las necesidades humanas, la decadencia, el sufrimiento, las manos extendidas, el amor, la sobriedad, el hombre haciendo el camino de la evolución. Seguir leyendo “La libertad”

Autocritica de un reformador

Guárdeos Dios, hermanos: Se me ha permitido venir a vosotros para referiros una fase de una vida mía, la cual dejó huella imperecedera entre la humanidad, porque los grandes acontecimientos de la tierra se perpetúan y se transmiten de generación en generación, cuando están basados en las verdades religiosas, científicas o artísticas. Sabéis que está decretado que el hombre muera y después sea juzgado, y yo pregunto: ¿Qué nos pasa a todos una o dos horas después de haber «muerto»? ¿Qué hace el espíritu? ¿Cómo se desenvuelve? ¿Cómo actúa para desembarazarse de la nebulosa que le envuelve y poder definirse a sí mismo? Vosotros y nosotros conocemos que esta situación varía en armonía con la conducta llevada a cabo en aquella encarnación. Os voy a contar la mía, si no os resulta insustancial y monótona.

—No, hermano, te oiremos con mucho gusto.

—Encarné en épocas turbulentas, confusiones políticas, enfrentamientos de ideas, anormalidades de gran volumen en las religiones. Predominaba por doquier la injusticia y la tiranía de los poderosos hacia los débiles. Seguir leyendo “Autocritica de un reformador”

La disciplina es acción

No debemos dejar que el problema que nos aflige, nos llene, tomando todos los momentos de nuestra existencia. Pues si tal acontece, estaremos perdiendo nuestro propio dominio como persona, como ser racional, debilitándonos mental, emotiva, física y, lo más grave, espiritualmente.

El más poderoso factor para la resolución de cualquier problema es tener certeza de la existencia de Dios, de la inmortalidad del espíritu, saber bien como discernir lo cierto de lo errado, no entregándose a la ira, los deseos de venganza, la ingratitud, la envidia, los celos. Seguir leyendo “La disciplina es acción”

La caridad es amor

Queridísimos hermanos: La Paz de Dios y el amor de Jesús sea con nosotros.

Os hemos hablado en otras ocasiones de las excelencias de la plegaria. Hoy os vamos a dirigir unas palabras para exaltar otras de las virtudes que adornan a las almas: la caridad y el amor. Cuando el ser práctica la caridad y siente en lo más profundo de su alma el amor a todo y a todos, se sublimiza y emite radiaciones que llegan a las regiones celestes más elevadas, impregnándose de luz y de bienestar incomparables. Seguir leyendo “La caridad es amor”

La esperanza

Yo me llamo la Esperanza; sonrío a vuestra entrada en la vida; yo os sigo paso a paso, y no os dejo sino en los mundos donde se realizan, para vosotros, las promesas de felicidad que oís, sin cesar, murmurar a vuestros oídos. Yo soy vuestra fiel amiga; no rechacéis mis inspiraciones: yo soy la Esperanza.

Soy yo quien canta por la voz del ruiseñor y que lanza a los ecos de las florestas esas notas de lamento y cadenciosas que os hacen soñar con los cielos: soy yo quien inspira a la golondrina el deseo de calentar sus amores al abrigo de vuestras moradas; yo juego en la brisa leve que acaricia vuestros cabellos; yo derramo a vuestros pies los perfumes suaves de las flores de vuestros canteros, ¡y es con dificultad que dais un pensamiento a esta amiga que os es tan dedicada! No la repeléis: es la Esperanza. Seguir leyendo “La esperanza”

Emocionante historia de un marino

-Buenas noches en el nombre de Dios. Sabéis, hermanos, que cuando os reunís con los elevados propósitos que lo hacéis vienen a oíros y oírnos infinidad de seres del espacio que están sedientos de conocer y estudiar las inspiradas palabras que Dios pone en boca de sus hijos. Ese es el caso de esta noche. Entre los muchos de estos hermanos que asisten esta noche hay uno que tiene algo de luz, de sabiduría y mucho de fe y entendimiento, que os suplica hagáis la caridad de oírle unos momentos, ya que lo que os quiere contar está relacionado con el estudio del poder de la intuición y la plegaria que estabais desarrollando. Seguir leyendo “Emocionante historia de un marino”

La fe en los momentos difíciles

Es arduo, difícil, resolver los problemas que se presentan delante del ser humano de hoy. Sin embargo, no debemos olvidar que la solución no sobrepasa nunca la capacidad crítica del hombre.

Fue en los tiempos de incertezas, angustias, que se registraron en la historia humana las más notables realizaciones.

El valor educativo es terapéutico, el trabajo es innegable, representa la fuerza del equilibrio del hombre en lo social, en lo político, en lo económico, en lo cultural y en lo espiritual. Seguir leyendo “La fe en los momentos difíciles”

Es una obligación propagar la verdad

Queridos hermanos: Yo me permitiría haceros unas observaciones, siempre atenuadas, para que vosotros, si a bien os parece, las tengáis presentes en vuestras actuaciones: Lo que hayáis obtenido en estas comunicaciones, de ningún modo y en lugar alguno, regatearlo al conocimiento de los demás, pero en todo momento prudencial y metodizadamente según el dictado de vuestra conciencia. Seguir leyendo “Es una obligación propagar la verdad”

Navegación de entradas

1 2 3 4 8 9 10
Volver arriba