Dinero y amor

En relación con el bien, no pronuncies la palabra «imposible».

Por cierto, padeces la dificultad de quienes heredaron la lucha como el precio de las más mínimas conquistas. Aun así ten presente que la virtud nada tiene que ver con un cofre. ¿Dónde habrás de encontrar oro puro que se transforme en pan dentro de la olla de los pobres? ¿En qué lugar descubrirás un cobertor liviano tejido con acciones monetarias para abrigar a un niño abandonado al frío de la noche? Entretanto, si el amor enciende una luz en tu pensamiento, extraerás de la basura las últimas sobras de la mesa y las convertirás en caldo reconfortante para el enfermo abandonado, así como harás del paño común un abrigo providencial a favor del transeúnte relegado a la intemperie.

Leer másDinero y amor

Resoluciones

En el mes de diciembre, las indefectibles resoluciones del Año Nuevo. Las personas hacen listas de iniciativas para mejorar la calidad de vida:

.Salud

-Quemaré los kilos indeseables, yendo al gimnasio.

-Desoxidaré las piernas con caminadas diarias.

-Pondré un candado en la boca, reduciendo el exceso de peso.

-Dejaré de ser el bobo en la otra punta del cigarro encendido.

Leer másResoluciones

La tarea de los padres

Cuando se anuncia la llegada de un nuevo miembro en la familia, hay gran alegría. Los padres se desdoblan en complejos preparativos. Por ocasión del nacimiento, hay arrobos de ternura. La Sabiduría Divina viste los Espíritus que regresan a la carne con encantador ropaje. Frágiles y graciosos, inspiran cuidados y afecto. Es con enternecimiento que los padres acompañan el crecimiento de sus pequeños retoños. Deseosos que sean muy felices, toman innúmeras providencias. Les ponen en las mejores escuelas, cuidan de su salud, les defienden de todo y de todos. Es bueno y natural que sea así, pues la tarea de los padres envuelve el cuidado y el preparo de sus hijos para los quehaceres de la vida. Sin embargo, esa tarea es mucho más vasta. Todo niño que nace representa un antiguo Espíritu que regresa al escenario terrestre.

Leer másLa tarea de los padres

Estado natural

776 ¿Son una misma cosa el estado natural y la ley natural?

«No; el estado natural es el estado primitivo. La civilización es incompatible con el estado natural, al paso que la ley natural contribuye al progreso de la humanidad.»

El estado natural es la infancia de la humanidad y el punto de partida de su desarrollo intelectual y moral. Siendo perfectible el hombre y llevando en sí el germen de su mejoramiento no está destinado a vivir perpetuamente en estado natural, como no está destinado a vivir perpetuamente en la infancia. El estado natural es transitorio y el hombre sale de él por medio del progreso y de la civilización. La ley natural por el contrario, rige a la humanidad entera, y el hombre se mejora a medida que la comprende y practica mejor.

Leer másEstado natural

El árbol precioso

Destacando el Señor que la construcción del Reino Divino sería obra de unión fraternal entre todos los hombres de buena voluntad, el viejo Zebedeo, que amaba profundamente los apólogos del Cristo, le pidió alguna narrativa simbólica, a través de la cual la comprensión si hiciese más clara para todos. Jesús, benévolo como siempre, sonrió y contó:

– Vivían los hombres en permanentes conflictos, acompañados de miseria, perturbación y sufrimiento, cuando el Padre compadecido les envió un mensajero, portador de sublimes simientes del Árbol de la Felicidad y de la Paz. Bajó el ángel con el regio regalo y, congregando a los hombres para la entrega festiva, les explicó que el vegetal glorioso produciría flores de luz y frutos de oro, en el porvenir, apagando todas las disensiones, pero exigía atenciones especiales para fortalecerse.

Leer másEl árbol precioso

Pensamientos y enfermedades

La conciencia del ser humano se expande por todo su organismo por medio de las variadas expresiones de capacidad vibratoria de los elementos que lo constituyen. De ese modo, operando en la armonía conjunta, cada célula es portadora de la condensación de la conciencia individual, en cuyas tramas delicadas se imprimen las necesidades evolutivas del ser humano. Trabajadas por los comandos del periespíritu ellas resultan de la condensación de ondas específicas que conducen los contenidos morales encargados de producir los órganos y los diversos mecanismos constitutivos del individuo. Por tanto, la célula es, en sí misma, la materialización del molde energético por el modelo organizador biológico.

Leer másPensamientos y enfermedades

Lazos de familia

773 ¿Por qué entre los animales, no se conocen entre sí padres e hijos, cuando éstos no necesitan los cuidados de aquéllos?

«Los animales viven la vida material y no la moral. La ternura de la madre hacia sus pequeñuelos reconoce como principio el instinto de conservación de los seres a quienes ha dado luz. Cuando éstos pueden bastarse a sí mismos, su misión está cumplida y la naturaleza no le exige más. Por esto los abandona para ocuparse de otros nuevos.»

774 Hay personas que del abandono de los animalillos por sus padres, infieren que en el hombre los lazos de la familia no son más que resultado de las costumbres sociales, y no una ley natural. ¿Qué debemos pensar de esto?

Leer másLazos de familia

El Cuidado de Dios

Él vivía muy bien con su esposa e hijos. La vida le sonreía y se sentía realizado profesionalmente. Entonces, un cáncer agresivo se manifestó y comenzó su martirio: cirugías, quimioterapia y radioterapia. Una trayectoria de dolores, anhelos y sufrimientos. También un tiempo de aprendizaje, desarrollo del autoconocimiento, paciencia y humildad. Siempre había sentido un fuerte apoyo de la Espiritualidad aunque, en tiempos más recientes, carecía de la debida armonía interior para percibir realmente ese apoyo espiritual.

Leer másEl Cuidado de Dios

Evangelio

1 – ¿La reencarnación aparece en el Nuevo Testamento?

Más que en el Viejo. Existen muchas referencias, bastante explícitas.

2 –Se evoca el célebre encuentro de Jesús con Nicodemos para demostrar que Jesús enseñaba la reencarnación. ¿Sería esa la mayor evidencia?

Es la más recordada. El problema es que Jesús empleaba un lenguaje simbólico, algo complicado. Favorece la fantasía y la especulación. La persona siempre la interpreta según las conveniencias de su religión.

3 –¿En cuales textos, en el Evangelio, la reencarnación aparece de forma objetiva?

Leer másEvangelio