El dormir y los sueños

400 ¿El espíritu encarnado vive gustoso en su envoltura corporal?

«Pregúntale al prisionero si goza entre cadenas. El espíritu encarnado aspira sin cesar a la libertad, y mientras más grosera es la envoltura, más desea librarse de ella.»

401 Durante el sueño, ¿descansa el alma como el cuerpo?

«No, el espíritu nunca está inactivo. Durante el sueño, los lazos que le unen al cuerpo se aflojan, y no necesitándolo el cuerpo, recorre el espíritu el espacio y entra en relación más directa con los otros espíritus.»

Leer másEl dormir y los sueños

Impresiones de optimismo

“Es de notarse que, en todas las épocas de la Historia, a las grandes crisis sociales siguió una era de progreso.”

LA GÉNESIS – Capítulo 18º – Ítem 33.

Rememorando los excelentes mensajes del Evangelio, constatarás que de todas las enseñanzas del Señor rezuman siempre optimismo, alegría y esperanza.

Toda la Buena Nueva es un himno de alabanza a la vida.

Leer másImpresiones de optimismo

Los campos de Dios

Orientados por Miller y Moore, los prisioneros iniciaron la gloriosa búsqueda que transformaría aquellos campos del Infierno en Campos de Dios.

Se formaron pequeños grupos que, reuniéndose a la noche, estudiaban como mejorar la vida en el campamento.

Comenzaron con una docena de hombres. En poco tiempo eran decenas. Más tarde centenas. En esas reuniones los participantes aprendían la primera lección, la más importante:

No basta hablar. Es necesario acción.

Leer másLos campos de Dios

Las maravillas del mundo

Un grupo de estudiantes de geografía estudiaba sobre las siete maravillas del mundo. Al final de la clase, se les pidió que hicieran una lista de lo que pensaban que se consideraban las siete maravillas actuales del mundo. Aunque con cierto desacuerdo, la votación giró en torno a las Pirámides de Egipto, el Taj Mahal, el Gran Cañón, el Canal de Panamá, el Empire State Building, la Basílica de San Pedro y la Gran Muralla China.

Al recoger los votos, el maestro observó que una alumna estaba muy callada y que ni siquiera aún había dado vuelta a su hoja. Intrigado, le preguntó si estaba teniendo problemas con su lista. Sí, respondió ella. No puedo hacer mi lista porque hay muchas maravillas en el mundo.

Leer másLas maravillas del mundo

Obsesión y desobsesión

“(…) Los que ocasionan perturbaciones no se encuentran solamente en medio de ellas (de las Sociedades y de las reuniones), sino también en el mundo invisible. Así como hay Espíritus protectores de las asociaciones, de las ciudades y de los pueblos, los Espíritus malhechores se unen a los grupos, del mismo modo que los Individuos. Se unen, primeramente, a los más débiles, a los más accesibles, procurando hacerlos sus Instrumentos y gradualmente van envolviendo los conjuntos, por eso es que tanto más placer maligno experimentan, cuanto mayor es el número de los que caen bajo el yugo.

(El Libro de los Médiums, Allan Kardec, ítem 340.)

Leer másObsesión y desobsesión

Melancolía

“Los malos espíritus pululan sobre la tierra a causa de la inferioridad moral de sus habitantes: su acción maléfica es causa en parte de las miserias a que la humanidad está sujeta.

LA GÉNESIS – Capítulo 14º – Ítem 45.

Expulsa la melancolía de tu alma, ese huésped insistente que te envuelve en el dosel de mil amarguras, murmurando desanimo e inquietud.

Nadie está a solas en su dolor.

Leer másMelancolía

Olvido del pasado

392 ¿Por qué pierde el espíritu encarnado el recuerdo de su pasado?

«El hombre no puede ni debe saberlo todo, y así lo quiere Dios en su sabiduría. A no ser por el velo que le oculta ciertas cosas, el hombre sería deslumbrado, como el que pasa sin transición de la obscuridad a la luz. Gracias al olvido del pasado, es más el mismo.»

393 ¿Cómo puede ser responsable el hombre de actos y redimir faltas de cuyo recuerdo carece? ¿Cómo puede servirse de la experiencia adquirida en existencias olvidadas? Se concebiría que las tribulaciones de la vida le sirviesen de lección, si recordase lo que pudo inducirle a ellas; pero desde el momento que no lo recuerda, cada existencia le viene a ser como la primera, lo que equivale a tener que empezar siempre. ¿Cómo se concilia esto con la justicia de Dios?

Leer másOlvido del pasado

Los campos del infierno

Usted, lector paciente que fue capaz de acompañarme hasta aquí, tal vez esté pensando:

Ese tío no sabe nada, habla del perdón, trabajo, fraternidad, oración, sin tener noción de lo que es nuestra vida aquí, de las miserias que enfrentamos, del infierno que vivimos.

Si, después de haber leído todo lo que escribí, usted aun piensa así, le pido perdonar mi incompetencia. No fui capaz de transmitir algunas ideas que le darían mayor tranquilidad mejorando su vida en la prisión. Pero debo decirle que, si usted se juzga en una situación muy difícil, en que no hay lugar para la esperanza, conozca la historia de un grupo de personas que vivieron una experiencia mucho peor, en un verdadero infierno, y consiguieron sobrevivir, más que eso: Consiguieron conservar su integridad como seres humanos. Esas personas no poseían todo el conocimiento que busqué transmitir en estas páginas, pero sabían lo más importante, como usted verá en las próximas páginas.

Leer másLos campos del infierno