Mundo normal primitivo

84 – ¿Los Espíritus constituyen un mundo aparte, fuera del que vemos?

– Sí, el mundo de los Espíritus o de las inteligencias incorporales.

85 – En el orden de las cosas, ¿cuál de los dos es el principal, el mundo de los Espíritus o el mundo corporal?

– El mundo espírita, que preexiste y sobrevive a todo.

86 – ¿Podría dejar de existir o no haber existido nunca el mundo corporal, sin que se alterase la esencia del mundo espírita?

Seguir leyendo “Mundo normal primitivo”

El cuerpo Espiritual

– ¡Desencarnar!… ¡Parece cosa de carnicero! –comentaba, jocoso, un amigo, católico convencido.

Y yo, en el mismo tono: El hombre desencarna, sale de la carne. Es más, eres tan delgado que probablemente vayas a desen-huesar, salir de los huesos. 

Curiosa la resistencia a la expresión desencarnar.Comprensible que el materialista no lo acepte. Al final, para él todo termina en la tumba…Lo mismo no debería ocurrir con las personas que aceptan la sobrevivencia, adeptos de cualquier religión.

Si concebimos que la individualidad sobrevive a la muerte física, ella se impone para definir el proceso que libera al Espíritu dela carne.

Seguir leyendo “El cuerpo Espiritual”

La indeseada de la gente

¿Y anos hemos preguntado alguna vez qué haríamos si, repentinamente, una enfermedad cruel nos abrazase y fuese decretada nuestra sentencia de muerte?¿O si, en plena actividad, la muerte llegase y nos llevase?

La proximidad de la muerte ya ha llevado a muchas mentes privilegiadas a reflexionar sobre la vida. Algunos transformaron esta reflexión en palabras. El neurólogo y escritor inglés Oliver Sacks, con cáncer en el hígado, a los ochenta y un años escribió, en febrero de 2015, en el periódico americano The New York Times: Me siento intensamente vivo y quiero y espero en el tiempo queme queda, profundizar mis amistades, decir adiós a los que amo, escribir más,viajar. Si me quedaran fuerzas, alcanzar nuevos niveles de comprensión y entendimiento.

Seguir leyendo “La indeseada de la gente”

El adolescente y el suicidio

No consiguiendo la autoidentificación mediante el proceso de educación a que se encuentra sometido, o portador de un disturbio psicótico maniacodepresivo que no consiguió superar, o experimentando frustraciones derivado de conflictos íntimos, el adolescente inmaduro opta por la solución adversa del suicidio.

Sin estructura emocional para enfrentar los imperativos psicosociales, o incluso los desafíos de los relacionamientos interpersonales, o aturdido por las secuelas de las drogas adictivas, o empujado al plano secundario en el hogar, el adolescente parece no encontrar camino que deba ser recorrido, cayendo en el suicidio infame, de consecuencias,infelizmente imprevisibles y aterradoras.

Ignorando la realidad de la vida en su magnitud y profundidad, procura solucionar los problemas normales, pertinentes a su crecimiento, de la manera más absurda, que es la búsqueda de la muerte, en cuyo campo resurge vivo, ahora bajo la carga insoportable de la situación elegida para huir, del combate, que lo elevaría al estadio superior de conocimiento y de autorrealización.

Seguir leyendo “El adolescente y el suicidio”

El alma y la reencarnación

Todo ser humano, al nacer, es un espíritu encarnado, un alma que vuelve a iniciar una nueva existencia en la vida corporal. La reencarnación constituye un postulado fundamental del Espiritismo, y se basa en el hecho del renacer del alma en sucesivas veces en cuerpos humanos diferentes, hasta alcanzar un grado elevado de evolución. Allan Kardec en El Libro de los Espíritus en el ítem 222,explica que el concepto de la pluralidad de existencias no fue creado con la codificación del Espiritismo. Él es mucho más antiguo y constituye la base delas religiones orientales y del antiguo Egipto.

Es útil recordar que Buda y Confucio, 500 a.C., creadores de religiones aceptadas por millones de personas, fueron adeptos de la reencarnación. El sintoísmo,cuya palabra viene de sinto, que significa el camino de los dioses, es la religión principal del Japón, anterior al budismo. No tiene un fundador, como en otras religiones, sino que nació naturalmente en la conciencia del pueblo, y acepta la reencarnación como base de su doctrina. Pensadores eminentes como Sócrates y Platón, 400 a.C., también fueron adeptos de la reencarnación. El Espiritismo rechaza el concepto de las metempsicosis, que consiste en la trasmigración del alma, del ser humano hacia los animales, y viceversa. No obstante, pensadores notables como Pitágoras, en Grecia, 400 a.C., enseñaba la teoría de la metempsicosis y prohibía el consumo de carne, en virtud de la posibilidad del alma en encarnar en los animales, y recíprocamente. Debía estar inspirado por intuición, basando la hipótesis de la probable encarnación de espíritus engrandes simios del pasado (Pitecántropos erectus) que ocupaban el grado más elevado en la escala de la evolución de esos animales, y considerados intermediarios entre los simios y los seres humanos.

Seguir leyendo “El alma y la reencarnación”

Navegación de entradas

1 2 3 4 467 468 469
Volver arriba