Derecho sagrado

“Porque a vosotros os fue concedido, en relación a Cristo, no solamente creer en él, sino también padecer por él.” – Pablo. (Filipenses, 1:29.)

Cooperar personalmente con los administradores humanos, en sentido directo, siempre constituye objeto de la ambición de los servidores de esa o de aquella organización terrestre.

Hecho invariable de confianza, compartir la responsabilidad, entre el superior que sabe determinar y hacer justicia y el subordinado que sabe servir, instituye la base de armonía para la acción diaria, realización esa que todas las instituciones procuran alcanzar.

Leer másDerecho sagrado

La gran despedida

Nacemos frágiles. De todos los seres vivos del planeta, somos los más indefensos. Sin alguien que nos alimente, nos cuide, vele por nosotros, perecemos. Acogidos por el amor de nuestros padres o por manos generosas que se nos tienden, en el cariño de tíos, abuelos, nos desarrollamos. Poco a poco, dominamos el cuerpo, nos levantamos para andar, apoyándonos en lo que esté cerca. Luego, aprendemos a correr, a saltar, a subir en los árboles. Y ya nadie nos detiene. Dominamos el alfabeto, los números. De las sillas de los primeros años de escuela, alcanzamos las de la universidad. Nos hacemos profesionales, disputamos el mercado.

Cada año es una conquista, una victoria. Aprendemos algo más y algo más nos es permitido. Y todo es celebrado de forma vibrante. El diploma, el concurso, el puesto disputado en la empresa de renombre, la promoción alcanzada. De entre tantas conquistas, posiblemente una de las más emocionantes es tener en manos el Permiso de Conducir.

Leer másLa gran despedida

Dios y el infinito

1 ¿Qué es Dios?

«Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas.» (9)

2 ¿Qué debe entenderse por lo infinito?

«Lo que no tiene principio ni fin; lo desconocido, porque todo lo desconocido es infinito.»

3 ¿Podría decirse que Dios es lo infinito?

«Definición incompleta. Pobreza del lenguaje de los hombres que es insuficiente para definir las cosas superiores a su inteligencia.»

Leer másDios y el infinito

Psicografía

1.¿El ejercicio de la psicografía, el acto de escribir bajo la influencia de los Espíritus, exige una reunión mediúmnica especial?

La psicografía es una mediúmnidad singular, en este aspecto. Desde que el médium observe las disciplinas del servicio y esté bien entrenado, puede ser ejercitada en cualquier reunión.

2.¿También en casa?

Sí. Los médiums que tienen su producción mediúmnica divulgada en libros y publicaciones diversas, adoptan horarios determinados para psicografiar, generalmente en su propia casa y no viven a nuestra disposición, todo trabajo mediúmnico debe envolver esa disciplina, para que podamos contar con su presencia, sea en casa o en el Centro Espírita.

Leer másPsicografía

M. Letil

M. Letil, fabricante cerca de París, murió en abril de 1864 de una manera horrible. Habiéndose encendido una caldera de barniz hirviendo, y derramándose sobre él, en un instante fue cubierto de una materia inflamada, y comprendió enseguida que estaba perdido. Solo a la sazón en el obrador con un joven aprendiz, tuvo el valor de ir hasta su casa, distante más de doscientos metros. Cuando pudieron darle los primeros auxilios, las carnes estaban quemadas y le caían del cuerpo y de la cara. Vivió así doce horas entre los más horribles sufrimientos, conservando, a pesar de esto, toda su presencia de espíritu hasta el último momento, y poniendo en orden sus asuntos con entera lucidez. Durante esta cruel agonía no se le oyó ninguna queja, ningún murmullo, y murió rogando a Dios.

Era un hombre muy honrado, de un carácter dulce y benévolo, amado y estimado de todos los que le habían conocido. Había abrazado con entusiasmo las ideas espiritistas, pero con poca reflexión, por cuyo motivo, como tenía alguna mediúmnidad, fue juguete de numerosas mistificaciones, que sin embargo no quebrantaron su fe. En ciertas circunstancias su confianza en lo que le decían los espíritus llegaba hasta la candidez.

Leer másM. Letil

Medicamento eficaz

“… así es que el Espiritismo que toca las cuestiones más graves de la filosofía, a todas las ramas del orden social, que abraza a la vez al hombre físico y al hombre moral, es por sí mismo toda una ciencia, toda una filosofía que no puede ser aprendida en algunas horas como cualquiera otra ciencia.”

 EL LIBRO DE LOS MÉDUMS 1ª parte, Capítulo 2º – Ítem 13.

Desde que la luz estelar del Espiritismo nortea tu vida, abriendo claridades luminosas en el matorral por donde avanzas, en plena estancia carnal, ama a los espíritus arduos que te siguen atrás, en el interior del nido doméstico o alrededor de tus relaciones.

Leer másMedicamento eficaz

El día de difuntos

¡Madre infeliz! En tu modesta tumba
no tendrás ni una flor en este día,
pero la brisa que en los sauces zumba
repetirá doliente, ¡madre mía!…

Las madres que cifraron su alta gloria
en prestar sus afanes más prolijos,
esas tienen por tumba la memoria
de sus amantes y dolientes hijos.

Esas madres benditas que embellecen
de los suyos la mísera existencia,
esos ángeles buenos no perecen
porque son de sus hijos luz y esencia.

Leer másEl día de difuntos

Pasaporte

“Aprende a vivir bien y sabrás morir bien”

Confucio

Después de la presentación de la conferencia sobre la muerte, en una ciudad de Rio Grande do Sul, cuando yo respondía preguntas del público, una joven comentó:

“El tema me impresiona de sobremanera. Por eso comparecí a esta reunión, incluso siendo espirita. Debo confesar, entretanto, que después de sus esclarecimientos, yo, que siempre sentí miedo a la muerte, ¡ahora estoy asustada!”

Felizmente esa pintoresca confesión es una excepción. Como el miedo a la muerte transcurre, generalmente, de la falta de información, he constatado que muchas personas se preparan para encarnarla con serenidad cuando tienen conocimiento del asunto.

Leer másPasaporte