Sobre las sociedades espiritistas XVI

¿Por qué no empezáis vuestras sesiones por una invocación general, una especie de plegaria que prepararía al recogimiento? Porque es menester que sepáis que sin el recogimiento solo obtendréis comunicaciones ligeras; los Espíritus buenos solo van adonde se les llama con fervor y sinceridad. Esto es lo que no se comprende bastante; a vosotros, pues, toca el dar ejemplo; a vosotros que si lo queréis podéis llegar a ser una de las columnas del nuevo edificio.

Vemos vuestros trabajos con placer y los ayudamos, pero a condición de que nos secundéis desde vuestro lado y que os mostréis a la altura de la misión que fuisteis llamados a cumplir. Formad, pues, la unión y seréis fuertes y los Espíritus malos no prevalecerán contra vosotros.

Leer másSobre las sociedades espiritistas XVI

A la memoria de mi padre

Eras joven, feliz, pero la muerte
tendió sobre tu sien su mano fría:
¿Por qué habrá sido tan fatal tu suerte?
¿Por qué tan horrible tu agonía?…

Tu vida de placer y de ventura,
tu existencia de goces y de encanto.
¡Quién dijera que muerte prematura
te hiciera derramar copioso llanto!

Cuando reconociste que la hora
era llegada de fatal partida,
exclamaste con voz desgarradora:
“¿Cuál será? ¡Oh cielos, mi segunda vida!

Leer másA la memoria de mi padre

Más allá de la carne

Después de la muerte del cuerpo:

La frase amiga que hubiéramos proferido en el estímulo al bien, será un fragmento armonioso del cántico de nuestra felicidad.

La opinión caritativa que formulamos acerca de los otros, se convertirá en recurso de benignidad de la Justicia Divina, en el examen de nuestros errores.

 El pensamiento de fraternidad y comprensión con que nos acordamos del prójimo se transformará en factor de nuestro equilibrio.

El gesto de ayuda a los hermanos de nuestro camino nos ofrecerá la sublime cosecha de alegría.

Leer másMás allá de la carne

La fuerza del ahora

El tiempo es solo una medida relativa de la sucesión de las cosas transitorias. La eternidad no está sujeta a ninguna medida desde el punto de vista de la duración. Para ella, no hay comienzo ni fin: todo es presente. Esta es una de las contribuciones del Espíritu Galileo Galilei, que se encuentra en el libro La Génesis, de Allan Kardec, publicado el año 1868. Comprender que todo es, de cierta forma, presente, cuando salimos de la esfera de las cosas transitorias, nos ayuda a ver los días de manera diferente.

Todo es ahora. Todo es este instante.

El tiempo es el resultado de un ahora que se une a otro sin solución de continuidad. Somos nosotros los que pasamos por el tiempo. Nosotros juntamos entre si las experiencias, las acciones, nuestros actos. El tiempo es solo una forma de medir la cantidad de ellos. Siempre somos nosotros los que pasamos por el tiempo.

Leer másLa fuerza del ahora

Juego peligroso

Hace un juego siniestro, de humor negro, atribuido a los soviéticos, denominado “ruleta rusa”. Se sortea el primer participante, que introduce una bala en un revolver. En seguida gira aleatoriamente el tambor, coloca el cañón en la cabeza y aprieta el gatillo.

Si escucha un clic respirará aliviado y pasará el arma al compañero. Este repetirá el ritual. Así harán ambos, sucesivamente, hasta que uno de ellos se vuele los sesos.

Variante brasileña es la “ruleta paulista”, practicada por jóvenes en São Paulo, hace años. Consistía en cruzar calles a alta velocidad, sin respetar señales de tráfico, montados en sus potentes motos. Al sabor de la suerte el motorista podría llegar ileso al otro lado o chocar con otro vehículo.

Leer másJuego peligroso

A María

En la siguiente poesía, debido a la inspiración de nuestra distinguida colaboradora, la señorita doña Amalia Domingo; creemos admirarán con nosotros, nuestros lectores, a la par que sus elevados pensamientos, esas frases que llenas de ternura y sentimientos religiosos, revelan las virtudes y grandeza de su alma: y nosotros al manifestar a dicha ilustrada señorita nuestra sentida gratitud, le rogarnos, con toda la verdad de nuestro corazón, que no nos prive de aspirar con frecuencia el encanto de sus melodías.

A María

¿Quién eres, niña de negros ojos,
que en mí has fijado tu mirada ardiente,
y en él revelas ansiedad y enojos?
¡Algún recuerdo evocaré en tu mente!

Leer másA María

Jesús- Cristo “El camino, la verdad y la vida”

“Todos los sufrimientos, miserias, desengaños, dolores físicos y pérdidas de seres queridos encuentran su consuelo en la fe del porvenir y en la confianza en la justicia de Dios que Cristo vino a enseñar a los hombres. Para el que nada espera después de esta vida, o que simplemente duda, al contrario, las aflicciones caen sobre él con todo su peso y ninguna esperanza viene a endulzar su amargura. Esto es lo que hizo decir a Jesús “venid a mí, todos los que estáis trabajados, y cargados y yo os aliviaré”.

El espiritismo nos presenta una figura de Jesús muy diferente a la que hemos tenido a lo largo de los siglos. Para presentar esta nueva figura que es el Cristo que el espiritismo nos ofrece, he seleccionado algunos textos de nuestro maestro Allan Kardec. El primero dice así:

Leer másJesús- Cristo “El camino, la verdad y la vida”

Alegría

Alegría es el cántico de las horas con que Dios te acaricia el paisaje en el mundo.

En todas partes, brotan flores por sonrisas de la naturaleza y el viento peina la cabellera del campo con música de cuna.

El agua de la fuente es cariño fundido en el corazón de la tierra y el propio grano de arena, inundado de sol, es mensaje de alegría hablándote desde el suelo.

No permitas, así, que tu dificultad se haga tristeza entorpecedora en los otros.

Leer másAlegría